El Community Manager y su conocimiento de la Ley

La figura del Community Manager podríamos definirla en un sentido amplio, como aquella persona encargada de representar a una empresa y su marca en los medios de comunicación social o social media y por lo tanto se trata de la cara visible de la empresa en el mundo 2.0.

Esta figura es muy novedosa en muchas empresas, y en muchos casos no tienen claro el marco legal en el que se mueven sus actuaciones, por lo que el Community Manager debe trabajar sin riesgos y por lo tanto debe conocer los límites legales del ejercicio de su profesión, para no incurrir en algún ilícito o violación de las normas.

Claves legales que e Community Manager debe conocer:

1.- Aviso Legal y Condiciones de Privacidad: El Community Manager debe asegurarse de que la empresa en su sitio web corporativo cuenta con un aviso legal y una política de privacidad que regule el marco de las actuaciones en la web, definiéndose la responsabilidad que corresponde a cada usuario por su comportamiento.

2.- Gestión de contenidos: El Community Manager en el sitio web de la empresa debe de dejar claro que la empresa no se hace responsable de las opiniones e informaciones que puedan tener los usuarios. Según establece la LSSI en cuanto al Régimen de Responsabilidad de los Prestadores de Servicios, no tienen la obligación de controlar con carácter previo los comentarios o contenidos alojados por los usuarios en el sitio web de la empresa, salvo que se demuestre que tiene un conocimiento efectivo de que dicho contenido pueda vulnerar algún derecho. Así, salvo excepciones, los responsables son los titulares legítimos de los contenidos.

3.- Generación de contenidos propios: Para los contenidos creados por la propia empresa se deben establecer las condiciones de licencia de uso (licencias Creative commons), teniendo claro el tipo de licencia que se da al usuario para que pueda reutilizarlos.

4.- Publicación de contenidos de terceros: Para el uso de contenidos de terceros, igualmente deberá estudiar las condiciones de Licencia de uso de la plataforma 2.0, y en caso de que tenga dudas, lo aconsejable es que solicite autorización.

5.- Promociones en nuestra web: El Community Manager deberá asegurarse de que la base de datos que maneja la empresa cumple con la LOPD. Recordad que la dirección de e-mail, nombre, apellidos, dirección, número teléfono, domicilio etc, se consideran datos personales, protegidos por el artículo 3.1 de la LOPD.

6.- Sorteos y concursos en Facebook: El Community Manager debe conocer bien las condiciones de uso de Facebook, las cuales prohíben terminantemente la realización de promociones en el muro de una Fans Page, obligando a que se realice a través de aplicaciones específicas para este fin, como es el caso de Easy Promos.Además Facebook prohíbe notificar a los ganadores de una promoción a través de la página de Fans.

Espero que este post haya sido de vuestro interés y en próximas publicaciones ahondaré en alguno de las claves que aquí hemos comentado.

Autor: Andrés Bustillos

Twitter: @AnderBustillos

LinkedIn: Andrés Bustillos.

La creatividad surge del caos

El segundo congreso llamado de Mentes Brillantes, o El Ser Creativo, se celebraba en Madrid la semana pasada con la presencia de expertos de mútliples ámbitos (Eduard Punset, Mario Alonso Puig, Wang Xiao Ping… aunque con la ausencia de Henry Levy en el último momento). Se habló de Educación, del futuro del planeta, de libertad y, como no, de tecnología y social media. En este punto nos quedamos; en la sesión ¿Hacia dónde vamos montados en la tecnología? En la que participaron Bernardo Hernández, director de productos emergentes de Google; Alberto Calero, experto en la aplicación de las nuevas tecnologías de la ciencia de redes; Luis Álvarez Gaumé, director de investigación en el acelerador de partículas CERN de Ginebra; y Randy Zuckerberg, ex directora de márketing de Facebook y hermana del famoso fundador de la red social.

Exceptuando a Álvarez Gaumé, que se perdió algo en los agujeros negros y se distanció en los argumentos de sus compañeros de mesa, los otros tres participantes sí dedicaron sus 21 minutos (tenían ese tiempo para la ponencia pues es el máximo que el cerebro humano mantiene su atención al 100%) a hablar sobre el potencial de la tecnología y del social media.

De lo mucho e interesante que allí se dijo, destacó la importancia de la creatividad en Internet. Una creatividad entendida como algo “distinto y mejor que pasa a ser un estándar” (Bernardo Hernández) y que se basa en conectar. Una creatividad que se crea en un ambiente caótico y fluido, como la Italia del Renacimiento, el Reino Unido de la Revolución Industrial o el Sillicon Valley de la actualidad.

Zuckerberg, que no defraudó la expectación con una ponencia entusiasta, ofreció 10 trends en los social media.

1)      Dale a la gente una razón para que le guste tu marca

2)      Crea un programa de fidelización

3)      Dale al negocio una parte humana

4)      Atento a los detalles y fomenta y cuida la interacción

5)      Sé divertido, relevante y actual

6)      Creación participativa

7)      Explota las nuevas opciones del comercio electrónico

8)      Aprovecha los nuevos canales de servicio al cliente

9)      Interactúa en tiempo real

10)    Adicción a los dispositivos móviles

Zuckerberg definió las redes sociales como la ventana de la empresa al mundo y recomendó crear la comunidad antes de que se cree una crisis.

Por otro lado, Bernardo Hernández, partidario de “pensar a lo grande”, como hicieron los creadores de FB o Google, ofreció algunos criterios para el éxito en los negocios tecnológicos.

– Romper la frontera de lo posible

– No olvidar la necesidad de hacer negocios (como modus operandi)

– La necesidad de caos, porque genera alternativas en la creación

– Equivocarse es bueno, genera alternativas en el desarrollo

El debate fue interesante, aunque no hubo discrepancias. Entre las ideas más destacadas, la de que “no hay que renunciar al beneficio tecnológico por el miedo a no saber cómo gestionar la privacidad en redes sociales” (Hernández) o que “estamos en los albores de todo esto, habrá un gran avance cuando los sistemas se interconecten” (Calero).

Individualidad y periodismo 2.0

El otro día no me resistí a retuitear esta reflexión hecha por @joseantoniogall.

Días después me encuentro con esta otra de @rsalaverría.

Y me doy cuenta de que si se unen estas dos afirmaciones con las posibilidades que ofrece el 2.0 nos encontraremos con que los periodistas de toda edad y condición tienen ante sí magníficas oportunidades para desarrollar su profesión.

Este post no es de ninguna manera una llamada a los compañeros para que se vayan a las barricadas, ni mucho menos a que se apunten a la insumisión empresarial, que el que suscribe aprobó Empresa Informativa a la primera (plan antiguo). Pero sí es un toque de atención para decir que aún existe la individualidad –no confundir con individualismo- en esta profesión y que, si en la última década ésta fue siendo devorada poco a poco por los intereses de las empresas, ahora, merced a las nuevas tecnologías, la cosa puede cambiar.

Este ejemplo puede resultar exagerado pero ¿los seguidores quieren dialogar con la empresa o con el periodista?

En la afirmación hecha por Ramón Salaverría se presenta el Social Media como una oportunidad excepcional para hacer prácticas o más bien para tener un soporte en el que quede constancia de las aptitudes (o no) de un joven aspirante a periodista sin necesidad de tener que fichar por un medio. El profesor, más categórico, incluso avanza que el futuro será que no exista lo segundo sin lo primero.

Pero no son sólo los jóvenes los llamados a beneficiarse de todo esto.

En los últimos años ha sido sangrante ver como magníficos compañeros eran prejubilados en un momento espléndido de su vida profesional a causa de las cuentas de sus empresas. La alegría al reencontrarme con ellos en la red algún tiempo después fue directamente proporcional.

El paréntesis en el tuit de José Antonio Gallego es significativo, porque nos lleva a otra línea de trabajo: el de nuevos medios de comunicación que han decidido apostar por un trabajo nuevo y distinto del que se hace ahora en los que están dentro. Han podido hacerlo arriesgándose a usar las nuevas tecnologías como único soporte, sin el respaldo de un gran medio tradicional y con un planteamiento completamente distinto al del periodista que trabaja en solitario.

En el otro extremo del asunto que tratamos está el mal llamado “periodismo ciudadano”, a mi entender, un fenómeno artificial e hinchado (simplemente fuentes) por circunstancias como la novelería y el mal momento que atraviesa el periodismo. Las mismas herramientas que sirven para un buen ejercicio del periodismo han propiciado su aparición. Algo así como el intrusismo 2.0.

La reflexión final hila con el post que publiqué en este blog hace ahora justo un mes. El Social Media es, hablando de periodismo, un soporte, uno más, en el que volcar contenido. Desde el que está dispuesto a crear el que opina de forma diferente a su medio hasta el que quiere aprender. O el veterano que quiere seguir ejerciendo, pero… Vuelvo a citar a Ramón Salaverría cuando dijo que ni el mejor SEO es capaz de convertir en bueno un mal contenido y abundo añadiendo que una buena labor de SEO en un caso así haría un flaco favor al soporte en cuestión.

Políticos 2.0: Oportunismo versus oportunidad

En noviembre de 2008 Barack Obama se convirtió en el presidente de los Estados Unidos con una campaña electoral que sentó un precedente por usar internet y las redes sociales como uno de sus ejes principales. Afirmar que el entonces candidato demócrata llegó a la Casa Blanca gracias a la redes sociales sería algo desmesurado, pero no lo es asegurar que el éxito de Obama y el de su equipo de campaña se basó de lleno en el estudio exhaustivo de sus votantes. En especial fue capaz de identificar a un nuevo segmento de población que es políticamente activo, crítico y que tiene su base de operaciones en internet .
chapas redes sociales La comunicación online y las nuevas tecnologías no son más que una parte de la estrategia de comunicación global de una campaña electoral, pero con cada plebiscito que se afronta se nota que cada vez son una parte más importante y decisiva en el resultado final.
En general, y según recientes estudios, los políticos valoran las redes sociales y quieren tener presencia en ellas. Las consideran como un instrumento para llegar a la población. Saben que un futuro no muy lejano, sino ya en la actualidad, jugarán un papel importante en la relación con el ciudadano y a la postre en las elecciones, pero aún mantienen cierto escepticismo y distancia.
Hace ahora dos años, tan solo 14 de los 109 diputados que componen el Parlamento andaluz tenía una presencia activa en internet, bien a través de blogs personales, actualizados con mayor o menor frecuencia, o bien con perfiles en redes sociales ampliamente extendidas como Facebook o Twitter.
tabla valoracíon politicos redes socialesDe ese panorama hemos pasado a otro bien distinto. Los perfiles políticos en redes sociales han crecido de manera exponencial. Hoy en día, el propio presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, gestiona en la medida de sus posibilidades, tal y como él mismo reconoció en el último Congreso Andaluz de Periodismo Digital, su presencia en Twitter.
Sin embargo, el creciente interés de los representantes públicos por todo lo que tenga que ver con la comunicación 2.0 no siempre va de la mano de una buena praxis. Es más, abundan los políticos que aparecen y desaparecen con las convocatorias electorales, después de haber inundado sus canales de comunicación directa con la ciudadanía de soflamas electoralistas y mensajes unidireccionales infravalorando el poder de estos nuevos canales de comunicación.
En el polo opuesto aparecen los auténticos ‘conversos’ del 2.0. Presidentes, ministros,  parlamentarios, consejeros, alcaldes y concejales que han captado la utilidad y el valor de las redes sociales y que cuentan ya con un buen número de seguidores, fieles, y dispuestos a apoyar cualquier movimiento mediático en el mundo 2.0. de estos personajes públicos .
ilustración ogovSegún numerosos expertos, el buen uso por parte de los políticos de manera personal de las herramientas de comunicación sociales desemboca irremediablemente en la adaptación de las mismas por parte de las administraciones públicas a las que representan, y con ello, a la modificación del actual sistema democrático. Es uno de los pilares del Gobierno Abierto. O lo que es lo mismo, según César Calderón, Socio-Director de Autoritas Consulting, el establecimiento de mecanismos para la transparencia de los gobiernos así como de espacios permanentes de colaboración y participación de los ciudadanos más allá del ejercicio de derecho de sufragio cada cuatro años.
El Gobierno Abierto u “Open Government” es una nueva forma de comunicación permanente y transparente entre administraciones y ciudadanía. Su principal característica es que es bidireccional, puesto que pretende abrir canales de participación real y efectiva en las labores de decisión y control de la administración.
Esta nueva manera de hacer política es el paso adelante que reclaman las herramientas de comunicación sociales. Una forma de colaborar, participar y hacer transparente la política que pasa por la utilización de las redes sociales, la apertura de los datos públicos y su posterior uso para desarrollar aplicaciones útiles para el ciudadano, las empresas y las propias administraciones públicas.
Son varias las comunidades autónomas que ya se encuentran desarrollando este tipo de políticas abiertas como resultado de esa previa implicación de sus mandatarios en el internet social. Así, Andalucía anunció durante la celebración del Día W3C en Zaragoza su intención de crear un portal Open Data andaluz. Iniciativa que a finales de este año pretende ser una realidad.
Inmersos ya casi en una nueva campaña electoral que dirimirá el nombre del nuevo presidente del Gobierno, las redes sociales han vuelto a entrar en ebullición en las agendas de los equipos de comunicación de los principales líderes políticos. Lo que aún no está claro es si tras el 20N se hablará de oportunismo político o de aprovechar la oportunidad.
(Este artículo se publicó originalmente en el suplemento especial sobre Redes Sociales de Cibersur)

Periodismo y redes (II): ¿Quiénes somos? ¿Dónde estamos?

Continuamos con este post una serie que espero pueda servir de alguna ayuda a los profesionales de la información novatos en redes sociales. Especialmente, porque observo con preocupación que periodistas brillantes son, todavía hoy, usuarios residuales de las redes sociales o que las utilizan, por así decirlo, con ciertas vacilaciones.

Aquí van cinco nuevas consideraciones al respecto:

1.- La firma.- Un buen periodista, especialmente de prensa escrita, se precia muchísimo de la calidad de las noticias, reportajes, entrevistas, análisis, que firma… Con la irrupción de las redes sociales, esa firma trasciende nuestro medio y de alguna forma se convierte en una identidad pública que, como una marca, hay que intentar cuidar. Las elecciones de cómo cuidar esa marca son, obviamente, personales e intransferibles, pero se trata de no cometer meteduras de pata de las que podamos arrepentirnos porque lo que se dice en Internet permanece en Internet. Junto a nuestro propio sentido común, es muy interesante, el concepto, de nuevo cuño, de netiqueta, de la que ya se ha escrito mucho. Recomiendo estos post de Fundeu y de la UNED.

2.- ¿Dónde estamos? ¿Dónde queremos estar?.-  Casi todos los periodistas somos trabajadores, bien sea de un medio de comunicación o bien de una institución pública o privada. No perdamos de vista que nuestras conversaciones son públicas, especialmente en Twitter, WordPress o Blogger pero con mucho riesgo de filtraciones también en Facebook y otras redes. No digamos nada que no quisiéramos que nuestros jefes, actuales o futuros, puedan leer. Eso no significa aplicar la autocensura, sino ser conscientes de lo que se escribe. Si queremos ser militantes, si queremos comprometernos, adelante, pero que no nos encasillen por comentarios irreflexivos. ¿Es necesario airear problemas laborales o dar a conocer posiciones ideológicas enfrentadas a las de nuestra empresa? ¿Realmente queremos meternos con un mandamás de algún medio de comunicación al que, andando el tiempo, podemos acabar pidiendo trabajo? Presionar la tecla intro puede tener sus consecuencias actuales y futuras.

3.-Tiempos y temas de conversación.- Al hilo de lo anterior. ¿Qué tipo de perfil queremos tener? En Facebook, con un entorno más restringido, podemos hablar prácticamente de todo y compartir más intimidad, pero Twitter, sin necesidad de que nos quedemos al margen de ningún asunto, exige más mesura. Midamos bien los tiempos y los temas: ¿Queremos que nos vean hablar de un tema de cotilleo en horario laboral? ¿Queremos que la red sepa quién es o qué hace nuestra pareja, amigos? En twitter, hay periodistas muy activos que hacen un uso casi exclusivamente profesional, como @iescolar, mientras que otros sí entremezclan comentarios de carácter más personal, como @viejomoeb, y los hay que hacen un uso que podríamos definir como muy publicitario de su cuenta de twitter como @pedroj_ramirez. Tomemos nuestras propias opciones, construyendo una identidad -y, con ello, contribuyendo a tener una buena reputación- de forma consciente y consecuente.

4.- Antes que el afán de protagonismo, están las normas de nuestra empresa.- Nuestro perfil de cualquier red social es propio e intransferible, incluso cuando lo gestione nuestra empresa. Pero el modo y manera en que publicamos la información que hemos obtenido en el ejercicio de nuestro trabajo en las redes sociales debemos negociarlos con nuestra empresa. Casi todos los grandes medios informativos cuentan ya con presencia en los medios sociales o, en su defecto, al menos con páginas webs. Debemos hablar con los responsables de estas áreas para saber, en el caso de no estar regulado, si podemos o no contar una información antes de que lo haya publicado nuestro periódico, agencia, radio…

Lo que digo no es baladí, porque observo cómo muchos periodistas tuitean las ruedas de prensa -incluyendo a veces valoraciones personales- o adelantan jugosos titulares en sus cuentas personales de twitter sin que todavía sus periódicos los recojan. La “marca personal” del periodista sale ganando, pero, ¿realmente le conviene a la empresa informativa que haya podido poner a otros sobre la pista de una noticia o que haga consideraciones que luego no coincidan con la línea editorial?

5.- No descuidar el trato 1.0 con las fuentes en el 2.0.- Son numerosos los políticos -por citar el ámbito profesional en el que me muevo en la actualidad- que tienen hoy en día presencia en redes sociales, bien sea gestionadas por ellos mismos, por sus equipos o de forma mixta. Quien dice políticos dice empresarios, deportistas, artistas y un sinfín de fuentes informativas que nos podamos imaginar. Resulta muy tentador realizar preguntas aprovechando esta línea directa de comunicación que representan los medios sociales. A veces, incluso, ir más allá y realizar críticas, apreciaciones, etc.

Pues bien, volviendo al leit motiv de este post, no digo que no se haga, sino que se haga con cabeza. Raramente obtendremos una entrevista por twitter, sino a través de un gabinete de prensa, y probablemente encontremos un cierto “cabreo” de ese gabinete si previamente hemos intentado “puentear” a sus profesionales contactando directamente con la fuente. A nadie le gusta que le puenteen, igual que a un redactor de un medio no le gusta que llamen a su director cuando una información no convence.

 

 

 

 

SEO o no ser. ¿Esa es la cuestión?

Hace ya un tiempo se acuñó la frase que dice que “lo que no está en televisión, no existe”… la llegada de Internet hizo evolucionar la frase… y hoy hemos seguido creciendo hasta considerar que lo que no está en redes sociales, no existe… Volvamos a ese paso anterior y cambiémosle “el genérico” Internet por el buscador más importante del mundo, que a día de hoy sigue siendo Google.

Retomaremos las líneas que ya nos avanzara María Aristoy al hablar de posicionamiento en buscadores mediante el SEO (Search Engine Optimization) y el SEM (Search Engine Marketing).

SEO es un conjunto de prácticas (reescritura de html, edición de contenido, navegación por el site, campaña de enlaces…) que mejoren la posición de un website en los resultado de los buscadores para unos términos de búsqueda.  Estas técnicas son variadas y cambiantes, como lo son los algoritmos de los buscadores.

Mediante el SEM los buscadores te posicionan como publicidad con diversas palabras clave (adwords), pero no mejoran tu posicionamiento natural.

Ser visible en los buscadores, frente a otros modelos de publicidad en internet, es especialmente interesante ya que es el usuario, el que de forma voluntaria, busca un servicio o una información y eso se puede traducir en una oportunidad de negocio.

El libro blanco de IAB en su volumen 11 define los pilares del SEO

Indexabilidad: Define la capacidad de una web de ser accedida en su totalidad y de forma apropiada por los buscadores, los principales problemas son:

– Tecnologías no entendidas por los buscadores. Problemas con contenidos en flash o javascrip

– Contenidos no enlazados o muy profundos. Si una página no está enlazada o no se accede rápido al contenido.

– Problemas de servidor. Redirecciones erróneas, tiempo lento de respuesta, etc…

Contenido: Tenemos que hacer nuestra información accesible y relevante para el usuario, posicionando, en los lugares más importantes del documento, los términos que pretendemos sean vistos. Para ello hemos de tener en cuenta algunas recomendaciones.

– Ser conscientes del lenguaje del usuario, ya que su terminología puede no coincidir con la nuestra.

– Generar contenidos adaptados a las diferentes tipologías de búsqueda, hacer de las palabras clave de nuestro proyecto/negocio las posibilidades de puerta de entrada a nuestra información.

– Utilizar etiquetas HTML apropiadas para dar al documento jerarquía de contenidos

Popularidad. Número de veces que nuestro sitio web es enlazado y la calidad y tipología del origen de esos enlaces.

Hay otra manera de definir estas actividades Técnicas onsite vs Técnicas offsite.

Las Técnicas onsite son aquellas mejoras que se pueden realizar en nuestro sitio web y dentro de ella encontramos tres aspectos.

– Arquitectura y usabilidad. Para asegurar la indexabilidad de nuestras páginas es recomendable la creación de un “mapa web”, generar una buena estructura de enlaces internos y comprobar las tecnologías utilizadas

– Optimización de contenidos. Que se generará con la creación de un libro de estilos, localizando y midiendo nuestras palabras clave o conociendo las tendencias y estacionalidades de nuestros contenidos, así como analizando contenidos que tienen demanda con poca competencia.

Las Técnicas offsite son aquellas que no podemos controlar y miden la popularidad de nuestro site atendiendo a:

– Número de enlaces. Mayor número de enlaces, mayor popularidad.

– Calidad de los sitios que nos enlazan.

– Antigüedad de los enlaces.

– Contenido de los sitios que nos enlazan. Si bien todo enlace es importante cuanto más próximo a nuestro público objetivo mejor valoración y accesibilidad a nuestra página.

– Textos de enlace a nuestra web. Si además del enlace obtenemos un texto en el enlace este texto nos definirá con palabras clave.

– Enlaces entendibles por los buscadores.

A partir de este post nos queda mucho que trabajar. Esto es algo, no todo, espero que te haya dado algunas pautas. ¿Cómo lo ves tú?

10 razones por las que implantar Social Media

El Social Media se está consolidando como una herramienta clave en las acciones de promoción empresarial (en los departamentos de marketing), pero no se está aprovechando con tanta intensidad en otras áreas de la empresa. El sector online tiene un amplio abanico de aplicaciones que suponen oportunidades para la gestión, desarrollo y crecimiento de las empresas, independientemente de la tipología y tamaño de la organización. A través de los medios sociales se puede crear una buena imagen de marca pero también se puede gestionar las quejas de los clientes y conocer su opinión sobre determinados productos, entre otras cosas.

Cada día, simplemente con ‘ojear’ los comentarios publicados en Twitter se puede conocer la evolución del 2.0, de la mano de voces expertas y gurus que plasman las continuas novedades que surgen y su aplicación. Sin embargo, la pequeña brecha digital, todavía existente, entre el sector online y el mundo empresarial, provoca que los empresarios se encuentren en ocasiones desorientados y duden sobre los beneficios o perjuicios de poner en marcha un plan de Social Media.

Una duda que resulta oportuna en muchos casos porque permite reflexionar y hacer un estudio previo de la situación de la empresa y su entorno, y así determinar con mayor certeza la idoneidad de dar un primer paso en los medios sociales.  Porque hay que recordar que no siempre resulta rentable estar activos en las plataformas online, y dependerá, principalmente, de los objetivos que persiga la empresa, el público al que se dirige, la propia organización y el entorno de la empresa.

En cualquier caso, en este post quiero resaltar las ventajas que aporta la aplicación de los SM. Porque en líneas generales, estar presentes y activos en los medios sociales genera más oportunidades y beneficios para las empresas de lo que nos pensamos, como ya resaltó Raúl Dorado durante su ponencia en #CarmonaUPO. Así, destacamos diez aspectos principales:

  1. Mejora reputación digital
  2. Branding: recuerdo de marca
  3. Conversar con el público objetivo
  4. Ahorro de costes
  5. Recursos humanos
  6. Inteligencia social: I+D+i. Genera Conocimiento, Inteligencia y creatividad
  7. Atención al cliente y fidelización
  8. Gestión del conocimiento
  9. Estudiar a la competencia
  10. Aumentar el mercado  y la facturación

Existen cientos de empresas que pueden servir de ejemplo del aprovechamiento y buena gestión de los recursos que ofrece el sector online, como son las multinacionales Iberia, Zara o Starbucks. Esta última empresa cuenta actualmente con más de 11.400 seguidores en Twitter, 35.239 usuarios en Tuenti y 86.466 ‘me gusta’ en Facebook.

La presencia activa en los medios sociales le permite a Starbucks, entre otras cosas, gestionar el servicio de atención al cliente. Así, en este caso, a través de las redes sociales puede conocer de primera mano las quejas de los clientes e intentar ponerle remedio cuanto antes.

Timeline de Twitter de Starbucks

Las redes sociales permite a Starbucks conocer las quejas de sus clientes

Otras empresas de ámbito local o regional también están sacando partido al Social Media, como son Inés Rosales y Marypaz. Por último, hay que destacar otros dos casos de éxito: el modista Bere Casillas (presente en Twitter y YouTube, donde ofrece consejos sobre moda y muestra los pasos para hacer nudos de corbata) y TaxiOviedo, quien, según datos de www.redesymarketing.com, consiguió aumentar entre el 15 y el 20% el número de carreras, a través de la ejecución de distintas acciones de social media entre las que destaca la posibilidad de reservar el Taxi a través de Twitter.

Vídeo de Bere Casillas

Bere Casillas ofrece en YouTube consejos sobre cómo hacer el nudo de la corbata

A la vista queda que los medios sociales son mucho más que un nuevo canal de comunicación, porque aportan a las empresas muchas más opciones y ventajas de las que en un principio puede pensarse.  Una amplitud que va más allá de la promoción digital, y que si se conocen pueden generar grandes beneficios.

Google, Facebook y Twitter: por unas estadísticas más completas

Así es. Últimamente, tanto el gigante de Internet como estas importantes redes sociales están apostando por ofrecer unos servicios estadísticos y de análisis más completos que lleguen a colmar las expectativas de los usuarios.

A continuación vamos a ir exponiéndoos cuales son las novedades que nos traen cada servicio de analítica:

Google Analytics

El pasado 29 de Septiembre se anuncio su versión de pago,  Google Analytics Premium. El objetivo es complementar la versión anterior con un mayor rendimiento y capacidad de personalización para adaptarse a empresas que soportan y analizan un gran volumen de tráfico en sus sitios. Se garantizará la recolección y el procesamiento de datos en tiempo real y se podrán controlar hasta cincuenta variables diferentes además posibilidad de generar informes personalizados.

Facebook

La herramienta de análisis de esta red social, Facebook Insights, se ha mejorado con
una nueva característica. El nuevo servicio se llamará ‘People Talking About’ y servirá para identificar de qué están hablando los usuarios. De este modo, una página de Facebook podrá analizar qué es lo que prefieren sus fans, en qué hacen me gusta y qué publicaciones de su muro comentan. Esto supondrá para los administradores un gran paso, ya que tendrán la opción de fomentar más un tipo de conversación u otra seleccionando los temas en función de los intereses que han observado previamente.

Twitter

Por último la red social Twitter presentó el pasado 13 de Septiembre su propia herramienta de analítica, Twitter Web Analytics. Dicho servicio pretende por un lado hacer ver al usuario qué contenidos son compartidos en esta red social y, por otro, facilitar estadísticas de tráfico que Twitter envía a los sitios web.

Como vemos, las herramientas de analítica propias de cada plataforma se están especializando y complementando cada vez más debido a las nuevas exigencias de la Web 2.0. Teniendo en cuenta la constante evolución del mundo tecnológico, esto sólo será una parte de lo que está por venir en este contexto…