#InspirationDay, mi visión personal


El Inspiration Day organizado por Womenalia ya pasó. Y estuve allí. Y pude compartirlo con cerca de mil asistentes y sobre todo con mi socia en mi día a día profesional: Carmina, y nos dimos cuenta que no estamos solas ante nuestra visión empresarial.

Que todas las ideas “locas” que tenemos se pueden lograr, que compartir hoy en día en el mundo profesional es mucho más que transmitir el “know how”, que trabajar por objetivos no es un experimento sino un hecho y que pescar peces grandes ya no es exclusivo de grandes tiburones…

Ya lo comenté en su día, las mujeres y la redes sociales hacen un buen binomio y creo que Womenalia ha dado en el clavo en sus objetivos, que ya no se reducen a poner en red a emprendedoras, sino también a asesorar a empresas, a crear una bolsa de trabajo:  o a crear una guía de empresas para la mujer ocupada.

Pero volviendo al Inspiration Day, decir que se trataron muchos temas en torno a emprender en femenino, pero también aspectos que forman parte de una nueva manera de entender la vida. Ya se sabe que en tiempos de crisis dejamos de creer en los dioses y empezamos a creer en nosotros mismos. Toca hablar sobre: positividad, empatía, reinvención, pasión, tesón y como no, de creatividad. Sinceramente, las y los ponentes un lujo. Quien disponga de 20 minutos diarios, que vea poco a poco los videos en este enlace: http://www.inspirationday2012.com/streaming

Momento del ambigúMe quedé con las ganas de poder hacer preguntas, pero no hubo tiempo para muchas, ataqué a alguna ponente en el Inspireating (ambigú de toda la vida) pero incluso entonces se me quedó el tiempo corto, quienes ya me conozcan saben lo intensa y agonía que puedo llegar a ser. 🙂

Cómo llegar a ser empresaria y no morir en el intento

Fue una mesa redonda tanto en el concepto como en el adjetivo, con una impecable moderación por parte de Antonio Fontanini, y cinco mujeres Nuria Vilanova (Fundadora y CEO de Inforpress),  Catalina Hoffmann  (CEO Grupo Vitalia), Elena Gómez del Pozuelo (Presidenta Adigital. Emprendedora de 6 empresas de internet), María Benjumea (Presidenta Infoempleo), Amparo Solís (Socia Responsable área Transacciones y Reestructuración del Sistema Financiero KPMG España) grandes comunicadoras a la hora de transmitir sus experiencias empresariales. Vídeo indispensable, para toda persona que quiera emprender, se tocan todos los palos (financiación, familia, modelos de negocio….). Se habló también de la importancia de los fracasos, aunque los ejemplos brillaron por su ausencia.

Me sorprendió la sincera, emotiva pero serena disertación de Irene Villa sobre superación y aceptación personal. Su charla se resumía en lo que ella ha puesto en práctica a lo largo de estos veinte años:

No hay nada que el ser humano se proponga y no consiga. No hay excusas para no sobreponerse.

El final del congreso estuvo presidido por el staff de Womenalia, que subieron al escenario para protagonizar el final más divertido que he visto en un Congreso. María Gómez del Pozuelo, CEO de WOMENALIA se marca a capella los primeros sones del I will Survive

A modo de conclusión, me quedo con que la tenacidad, el esfuerzo y la pasión además de hacerte escalar ochomiles como a Edurne Pasaban, nos hace conseguir nuestras metas y objetivos ¿cuál es el tuyo?

Tomemos las riendas de nuestro futuro, mejoremos el presente – Inspiration Day 2012 de Womenalia

Jerry Kaplan, famoso emprendedor del mundo digital, dijo en una ocasión: “El mejor momento para montar una empresa es cuando todo el mundo te dice que es imposible”. Detrás de estas palabras se esconde una realidad creciente que nos permite vislumbrar un futuro colorido dentro de un panorama que ahora muchos pintan en blanco y negro. Y es que innovar, emprender, creer en una idea y ponerla en práctica es, ahora más que nunca, posible.

Porque es en los momentos de incertidumbre cuando el ser humano agudiza el ingenio. Es ahora, que la seguridad se tambalea, cuando el hombre se atreve a soñar en grande y hacer realidad sus proyectos.  Porque si eliminas el miedo a fracasar sólo quedan las ganas de crear, de crecer y de aportar a esta sociedad lo que cada uno de nosotros quiere y puede ofrecer. Es cierto que para ello hay que creer en un proyecto y trabajarlo día a día, con esfuerzo e ilusión.  Y afortunadamente en nuestro país existen muchas personas con este tipo de inquietudes. Las nuevas vías de comunicación digital están sirviendo de punto de encuentro entre agentes sociales, empresariales y políticos, que permiten hacer de las suma de pequeñas fuerzas, un vehículo motor para el cambio. Las nuevas posibilidades del marketing y la comunicación digital, la democratización de productos y servicios a través de las redes sociales, la puesta en marcha de contenidos trasmedia como vía de cambio social, las posibilidades del networking  para el crecimiento empresarial… Las oportunidades se multiplican.

Tal como señala Javier Rodríguez Zapatero, CEO en Google España, “quien no vea que la revolución digital va a provocar cambios profundos en la sociedad, la gobernanza y las relaciones económicas está permitiendo que los árboles no le dejen ver el bosque”. Y es que debemos aprovechar este momento de transformación y coger las riendas de nuestro futuro, confiando en el poder de internet como sector tractor y aprovechando las posibilidades de la colaboración y la gestión óptima del talento. Womenalia, la primera red social para mujeres profesionales, quiere aportar su grano de arena con la celebración del Inspiration Day el próximo 21 de junio, un encuentro de más de 1.200 hombres y mujeres profesionales que pretende servir de inspiración para fomentar nuevas ideas y proyectos. Porque el talento existe, sólo hace falta aprovecharlo.

Después de la noticia

Parece que nos hayamos puesto de acuerdo, en las últimas semanas ha habido mucha información acerca de cómo las nuevas formas de comunicación están cambiando el periodismo: Un clarificador post anteayer mismo de @rsalaverria, un foro de altísima calidad en Rosario (Argentina), una convocatoria de #Tandt

En este mismo blog, mi última aparición fue para analizar la inevitable adaptación de los medios de comunicación a los nuevos tiempos. Pero creo que se nos escapa algo.

Muy poco, por no decir nada, he leído acerca del trabajo individual del periodista una vez que ha concluido su faena primigenia y ahí es donde yo creo que estriba el principal cambio para el profesional del periodismo.

¿Qué hacer después de la noticia?

En otros tiempos, una vez redactada y corregida la noticia o el comunicado (esto no es sólo para trabajadores de los medios, también para los de comunicación institucional o corporativa), la labor del profesional acababa cuando ponía su trabajo en manos del siguiente eslabón de la cadena: fotocomponedores, filmadores, editores, editores web, medios destinatarios del mensaje…

Las redes sociales son las principales causantes de que este paso no sea el último que debe dar un periodista con su trabajo. Hay más.

En #carmonaupo nos enseñaron la importancia de las comunidades en la red, ya que nos ofrecen, entre otras cosas, la ventaja de que la segmentación en busca de nuestro público objetivo está ya hecha, sólo hay que localizarlo en la red.

Esto que para los marketinianos es oro molido también debe ser regla primordial para los periodistas: Una vez hecha tu información, busca a quién le puede interesar y muéstrasela.

No esperes a que vaya al kiosco, elija tu periódico, llegue a tu página y la lea.

No esperes a que vaya al kiosco, elija tu periódico, llegue a tu página y vea tu foto.

No esperes a que seleccione tu emisora, de radio o Tv, sea la hora de tu programa y la escuche/vea.

No esperes a que un medio la reciba, la publique y que, después, el realmente importante, tu público, tenga que hacer lo expuesto en las tres frases anteriores.

No esperes a que llegue a tu sitio web, dé con ella y la lea/vea/escuche o todo a la vez.

El profesional de los medios de comunicación tiene que actuar como un community manager de sí mismo y difundir su propio trabajo. De esta forma, además, reforzará su individualidad, su firma.

El de los gabinetes de comunicación, como alguien que tiene la posibilidad de que su mensaje llegue directamente al público, sin intermediarios. O sea, como un community manager. Simplemente.

Para finalizar, lanzo un reto: Que alguien que haya leído este artículo me diga que no existe soporte para difundir una información concreta y específica que le interesa.

¿Quién vive en la piña debajo del mar? El barrendero Bob Esponja

Si a día de hoy no sabes quién es Emilio Cuartero y estás metido en las redes sociales, puede que tengas una disculpa. Pero si no sabes quién es el Barrendero Bob Esponja, revisa tus fuentes, RSS, follows y amigos de Facebook porque no te has enterado de uno de los último virales, esos que las empresas de marketing tanto persiguen como el santo grial, y que saltan donde menos se preparan.

Emilio Cuartero, el barrendero Bob Esponja. Foto: diario abc.esEmilio Cuartero y el Barrendero Bob Esponja son la misma persona, pero su nombre no había trascendido y dado el salto a los medios de comunicación tradicionales (una vez más) hasta que su vídeo se convirtió en TT de Twitter, sobrepasó las 100.000 visualizaciones en YouTube y generó miles de comentarios en Facebook. Y eso pese a que llevaba TRES AÑOS haciéndolo casi a diario.

Cada mañana, desde hace varios años, Emilio tenía una cita frente a las valla de un colegio del barrio madrileño de Las Tablas. Empezó dirigiendo un “hola” a los pequeños que estaban en el recreo y cuando se dio cuenta de la respuesta entusiasmada de los niños fue alargando su cita hasta convertirla en todo un espectáculo al que añadió la sintonía del famoso Bob Esponja.

Un vídeo grabado probablemente por algún padre o un vecino habitual de la zona y una rápida subida a las redes sociales hicieron el resto. Volvió a desatarse la viralidad y a Emilio se le vino el mundo encima. Abrumado por la repercusión decidió dejar de cantar a los niños por temor a que su empresa, FCC, le despidiese. Nuevo TT en Twitter, portada en Menéame y cientos de comentarios en Facebook jurando en arameo contra dicha posibilidad. Reacción de la empresa (virgen en presencia en redes sociales): “Estamos encantados de tener un empleado como este”, ya que FCC “comparte la alegría y el optimismo”.

Cero presencia en redes sociales de FCC pero gran gestión de crisis/oportunidad. Ante una misma situación, unos pueden ver un problema y otros observar una oportunidad de generar publicidad y mejorar la imagen de su empresa.

Novedades: Los 5 nuevos tipos de Administradores para páginas de Facebook

Facebook lleva una temporada de locos con respecto a cambios e innovaciones. Desde que renovara por completo su Timeline allá por Marzo, los desarrolladores de esta red social han proseguido su labor otorgando una serie de nuevas características a la plataforma como la generación de listas, la identificación/selección de amigos favoritos y un largo etcétera.

 

Ahora, los administradores de páginas de empresa en Facebook y páginas personales (es decir, los Community Managers en general) estamos de enhorabuena. Se acaba de lanzar la clasificación de roles por administrador, que permite otorgar privilegios determinados a usuarios sobre tu página de Facebook. Esta novedad posibilitará solventar problemas derivados de la gestión y de la seguridad de la misma.

A continuación, pasamos a explicar los 5 nuevos tipos de administradores que existen:

  • Administrador: Gestiona los roles de administrador, puede enviar mensajes y crear publicaciones en nombre de la página, anuncios en Facebook Ads y tiene acceso a las estadísticas de Facebook Insights.
  • Creador de contenidos (Content Creator): Puede editar la página, enviar mensajes y publicaciones en nombre de la página, crear anuncios y ver estadísticas.
  • Moderador: Puede responder y eliminar comentarios de la página, crear y enviar mensajes en representación de la marca/página, crear anuncios y ver estadísticas.
  • Anunciante: Se le permite crear anuncios en Facebook Ads y ver las estadísticas de la página.
  • Analista de estadísticas: Sólo se le permite ver las estadísticas de Facebook      Insights.

Vía SocialOn

Esta iniciativa nos ayudará en nuestra labor diaria y a tener un mayor control sobre nuestra página de Facebook ¡Os espero con más herramientas y utilidades para redes sociales! ¡Saludos amigos y hasta la próxima! 😉

Privacidad, intimidad y redes sociales

Acabo de casarme. Si hace cinco años me hubieran dicho que iba a escribir esta frase en un blog de acceso público, me hubiera reído a carcajadas. Hoy, sin embargo, me es absolutamente indiferente compartir una noticia que, además del evidente cambio en mi estado civil, ya ha pasado por cientos de ojos en Twitter y Facebook.

Ha sido esta circunstancia personal la que me ha llevado a reflexionar sobre cuánto han cambiado los límites de privacidad e intimidad por la irrupción de las redes sociales. El uso cotidiano de las redes nos hace cada vez ser más tolerantes con la cantidad de información que estamos dispuestos a que conozcan los demás.

Siguiendo con el ejemplo personal: cuando me uní a Facebook, apenas compartía fotos, no quería tener más amigos que los que realmente me acompañan en el día a día y me parecían marcianos aquellos que osaban a comentar alguna cuita de corte más o menos personal con sus 250 ¿mejores amigos?. Hoy soy yo quien lo hace -sí, me han visto vestida de novia- y ya tengo entre mis contactos de Facebook a gente muy querida pero también a otros con las que tengo un trato apenas tangencial. He sucumbido.

Las redes sociales han exacerbado el punto exhibicionista y también, cómo no, el voyeur que (casi) todos llevamos dentro. Por más que nos cueste reconocerlo, incluso a nosotros mismos.

La cuestión es que seamos nosotros quienes pongamos el límite entre la información de carácter privado que sí queremos compartir con el público y lo íntimo, lo que no queremos que vean los demás voyeurs. Para evitar sorpresas desagradables.

Revisar con periodicidad los filtros que mantenemos en redes como Facebook -que ya parece un depositario inocente de información pero que es, no lo olvidemos, una empresa cuyo mayor valor son nuestros datos e información personales- es una buena idea, como también lo es no revelar en las redes ninguna información o pensamiento que pueda ponernos en una situación comprometida, por ejemplo, en el trabajo. Esto es, control tecnológico y autocontrol.

Mención aparte merecen los menores. Queda por discernir cómo será la huella digital que irán conformando las generaciones que hoy enseñan alocadamente su intimidad en sus perfiles de las redes. Sería recomendable que padres y educadores conocieran qué es lo que hacen los niños y adolescentes en Internet y que les enseñaran el sentido común también en el mundo virtual.