¿El problema del periodismo es Google News?

Un breve post, más cercano al silogismo, a cuenta de la batalla de los medios de ¿comunicación? tradicionales, o sea, el papel, contra Google News.

1.- Dicen estos medios que si Google quiere usar sus contenidos debe pagar, es decir, el multimegabuscadorymilcosasmás debe abonarles un dinero por ayudarles a hacer lo que ellos, en teoría, quieren: difundir sus contenidos para intentar rentabilizarlos económicamente.

2.- Todos los que tienen un sitio web llevan a la práctica, en mayor o menor medida, estrategias de SEO para estar bien posicionados en Google, es decir, para que su contenido esté más cerca del receptor que cualquier otro… Todos, menos estos lumbreras gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales que, dicho sea de paso, están propiciando en los últimos años magníficos espectáculos de despidos, cierres, pérdida de calidad… Como para fiarse de ellos.

3.- Cada vez hay más información y contenido en la red –hecha o no por periodistas– capaz de satisfacer la necesidad del lector más exigente… Incluso del más extravagante. Y como todos comprenderemos, mientras más tiempo pase y los más jóvenes vayan dejando de serlo, menos van a tener en cuenta de dónde proviene. El lector habrá ido fabricándose sus filtros y su servicio de noticias propio (en Google Reader, por ejemplo), teniendo en cuenta o no a esos de medios de ¿comunicación? tradicionales. Es decir, importándoles nada la cabecera de turno.

Yo creo que hay varias conclusiones.

1.- Los gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales están a punto de unir a esa denominación la de “obsoletos”. Tratan de defender, farisaicamente, no a su medio, sino a su forma de funcionar: “¡Que el papel siga viviendo, que nos lo matan. Tragediaaaa!”. Es más fácil lamentarse, arremeter contra lo que sea y meter en su guerra a todo el mundo que devanarse los sesos para buscarle un futuro al papel, que puede tenerlo… Y, por supuesto, para cambiar un modelo de negocio que hace aguas y de cuya transformación no sólo no tienen ni puta idea, sino que saben que pasa por ceder el poder del que han disfrutado durante décadas.

2.- ¿Esto de ir contra Google News es bueno o malo para los periodistas que trabajan en los medios? Buena noticia no debe ser desde el punto y hora en que capan una posibilidad de difundir su trabajo y, por ende, promueven el de todos esos generadores de contenido que hacen SEO y no practican el periodismo pero dan una información que, de seguir así, corremos el riesgo de que se dé por buena (afortunadamente, algunas hay así).

3.- Kapuscinski fue un monstruo. Un adelantado a su tiempo. Murió en 2007.

4.- El post iba a ser corto.

“Si me siiigues te sigoooo”

Hace un par de semanas leí una información en la que se hablaba de la posibilidad de modificar los parámetros de medición de twitter para dar menos importancia al número de seguidores.

Me vino como el aceite a la espinaca, ya que desde fechas antes tenía pensado dedicar este post a una costumbre que considero perniciosa y que, sin embargo, es muy habitual en este soporte de redes sociales. Me refiero al “si me sigues yo te sigo” o “te sigo para que me sigas”.

Seguro que a todos nos ha pasado que alguien ha dejado de seguirnos a los pocos días de hacer follow. ¡Claro hombre! Si no hemos respondido haciendo follow también es lógico que hayan pasado de nosotros. ¡Que desaprensivos hemos sigo!

También apuesto a que pocos serán los que no han visto bios en las que sale alguna de las dos frases mágicas entrecomilladas más arriba.

No acabo de entender, la verdad, cómo el personal pretende hacer de su cuenta de twitter una colección de seguidores y cuanto antes mejor.

La mía no es excesivamente prolija ni en cuanto a seguidores ni en cuanto a seguidos y creo que eso no es ni bueno ni malo. Sí aseguro que todas aquellas personas a las que sigo me aportan información de los asuntos que me interesan, me han servido para organizar unas buenas listas y promueven la conversación.

En #CarmonaUPO nos insistieron en que twitter, y el 2.0 en general, es efectivo si de verdad sabes qué pretendes y te creas un entorno que te ayuda a conseguirlo. Tu comunidad.

Por poner algunos ejemplos, soy seguidor de @rsalaverria y de @juanmerodio. Ninguno de los dos me sigue.

¿Y qué?

Gracias al primero me entero de cosas interesantes relativas a mi profesión y a la adaptación al mundo digital. El segundo constantemente ofrece contenido igualmente valioso.

También sigo a @rauldorado y tengo el honor de que él haga lo propio. Si dentro de un rato dejara de hacerlo… ¿Cómo me voy a plantear responderle igual si encabeza mi lista de tuits guardados en favoritos? Sería malo para mí.

Eso sí, me daría que pensar, ya que los unfollows que en mi opinión tienen valor son aquellos que me alertan de que puedo estar haciendo alguna cosa mal.

¿Cómo gestionar nuestra influencia en redes sociales? Herramientas variadas

Todos sabemos ya que para gestionar la reputación corporativa online es necesario recurrir a métricas y monitorizaciones de la marca a través de distintas herramientas como por ejemplo Google Alerts. Pero, independientemente de estos análisis, resulta imprescindible realizar otro tipo de mediciones de nuestras acciones en Social Media.

Nuestra influencia en estos casos debe ser también medida y controlada para certificar si nuestra estrategia de branding ha alcanzado unos niveles de ROI (Retorno de la Inversión) óptimos, aunque éstas métricas sean bastante complejas de hacer. Para ayudaros en esta labor, os presento algunas de las herramientas que debéis conocer sobre este ámbito y aplicarlas en vuestras diferentes cuentas de empresa o personales según los objetivos que tratéis de conseguir:

Socialmention: Para mí, el mejor buscador social que existe. Entre sus características más relevantes está la de conocer a tiempo real la evolución de una tendencia. Es importante para modificar nuestro plan de acción a corto plazo y conseguir objetivos de marca.

HowSociable: Herramienta de análisis que clasifica y valora tu marca en diferentes plataformas sociales: Facebook, Twitter, Youtube, etc. Presenta tanto nuestra influencia como el valor de las acciones que realizamos en redes sociales. Tiene un modo de pago si queremos realizar análisis más profundos.

Attentio: Una herramienta de monitorización muy completa de nuestra marca en redes sociales. Identifica las conversaciones y los ratios de influencia de nuestra marca en cada plataforma social. La única pega, por así decirlo, es que es de pago.

Samepoint: Nos permite seguir conversaciones además de segmentar por diferentes criterios (temas o palabras clave). A través de esta plataforma, podemos también concretar el impacto positivo o negativo de nuestra marca.

En próximos post, hablaré de herramientas más específicas según la red social a la que vayamos dirigidos con nuestro plan de marketing online. Espero que estas herramientas os sean de utilidad ¡Saludos! 😉

Piratear, compartir y la satisfacción en Social Media

Pablo Arrieta (@xpectro) puso boca abajo el plenario del #EBE 11 con su conferencia de clausura Terra incógnita: cerca de la revolución.

Fue una charla de una hora y cuarto más o menos en la que hubo tiempo para casi todo y con un colofón espectacular en el que demostró su capacidad para improvisar sin salirse del contexto (uso de imágenes tomadas pocas horas antes, emotivo homenaje y cesión de protagonismo a dos abuelas 2.0) y, por otra parte, para elaborar una exposición en apariencia divagadora y sin rumbo cuyas demoledoras conclusiones te llegan al final. Como una película con varias tramas que convergen en un desenlace espectacular.

Pude charlar con Pablo hace unos días para publicar en mi blog de información sobre Sevilla, pero no me puedo resistir a adelantar algunas cosas que se pueden relacionar con lo aprendido en #CarmonaUPO.

Pablo Arrieta

Pablo Arrieta (tomada del blog http://vanemartinez.wordpress.com)

Sostiene Pablo que la piratería existe, pero se le da al término un carácter peyorativo que no debería tener, ya que en muchos casos lo que hace es promover avances tecnológicos.

En primer lugar, ese uso despreciativo del término es plenamente acertado cuando lo que se busca con la acción es dinero, esto es, el carácter lucrativo es lo que diferencia compartir –razón de ser del 2.0– de piratear.

En segundo, son tantas las personas que comparten y aportan individual y anónimamente sólo con su actividad en el 2.0 que una práctica pirata –olvidemos el mal sentido de la palabra en este caso­– lo que hace es poner de manifiesto una deficiencia de funcionamiento y la oportunidad de corregirla y avanzar tecnológicamente.

El ejemplo: Si un libro digital es fácil de compartir, la industria tendrá que ofrecerte un valor añadido, algo que te incentive a buscar más allá de ese libro cerrado y que no deja de ser como el papel pero en otro soporte. La búsqueda de ese valor añadido que ofrecerle al lector provoca la búsqueda de tecnología que lo soporte y, por tanto, avance tecnológico. Y además, como ofreces más, puedes cobrar más.

Otro, cito a @xpectro casi textualmente: “Lo que hizo Steve Jobs con iTunes fue como hizo Francis Drake en Sudamérica. Éste no podía entrar a comerciar y forzó su entrada abriendo camino. Jobs hizo lo mismo y ahora resulta que vendemos en la red. El primero fue un pirata para algunos y un héroe para otros, y Jobs, lo mismo”.

La conclusión final es tan demoledora como lo fue el final de su imprescindible conferencia de clausura en el #EBE11: La esencia del Social Media es compartir y eso es algo satisfactorio. Si no hay satisfacción, se busca.

Cierro con un último ejemplo de Arrieta: “En Sudamérica se usa el término piratear a la novia. No se puede compartir y se intenta por otro lado, pero si está satisfecha no te la podrán piratear”.

Estrategias de Presencia online

Genis Roca, Socio Director de RocaSalvatella estuvo en Sevilla, gracias a Iniciador Sevilla (de las cuales nuestros profesores Raúl Dorado y Ramon Laguna forman parte) para dar una conferencia titulada “Cómo diseñar un Plan de Acción en Social Media”, a la que asistieron muchas personas –que nada más empezar la misma– se presentaron una a una. Me sorprendió, pero no será la última vez que lo vea.

Lo primero que hizo fue cargarse el título y hablar no de Social Media, sino de Estrategias de Presencia online.

Según él, la mayoría de las empresas quieren estar en las redes sociales, por varias razones:

  1. Por que la competencia ya lo hace
  2. Por que la competencia ya lo hace
  3. Por que los demás –aún no siendo competencia- lo hacen.

Pero la realidad es que para tener una estrategia de presencia online, debemos establecer un plan con unas cuantas fases bien definidas, que vienen determinadas no por objetivos de métricas en internet (número de fans, de followers, de visitas a la web) sino por los objetivos generales de la empresa.

Es decir, si te llega un cliente y te dice:

Mi competidor tiene 50.000 fans, y yo quiero más. Directamente, de manera correcta y amable enséñale la puerta de oficina —> mal cliente.

Genis Roca, de una manera amena, marcó los siguientes tips:

  • CONOCER EL OBJETIVO DE LA EMPRESA es sagrado.

Antes de hacer nada hay que conocerlo y a partir de ahí desarrollar un plan y a lo mejor al final, abrimos una cuenta en Facebook.

El objetivo de una empresa no es tener fans: es vender, cambiar de imagen, crear un canal nuevo de atención al cliente, puede ser único o tener varios a la vez.

A partir de ahí, se pueden establecer pautas, por ejemplo: Si el objetivo es vender, determinamos el número mínimo de fans que se necesitan para generar dicha venta. Eso es una métrica válida.

  • Una vez conocido, BLINDAR TU MARCA.

La marca de una empresa en Redes Sociales, ha de ser un nombre corto, que ojalá coincida con la url de su web.

Hay que abrir el mismo user name para TODAS las Redes Sociales, luego se verá si se utilizan o no, pero siempre tenerlas bajo tu control ¿cómo? Sentarse, ser ordenado y metódico. (Este consejo es válido tanto para las empresas como para las personas, así que manos a la obra). ¿Por qué?

Porque quizás, habrá páginas, usuarios que utilicen ya nuestro nombre y debemos identificarlos y valorar porque la han utilizado:

  • a) Si nos trata con cariño, pedirle que nos la devuelva de manera amable
  • b) Si van contra el honor y la integridad, pedirle que nos la devuelva de manera no tan amable.
  • c) Y otros que ni fú ni fá, pues las monitorizo, pero tampoco puede hacer mucho más.

EJ: Mercadona tiene una página en FB, que dos chicos han desarrollado pero que no pertenece a Mercadona y tiene ya casi 65.000 fans.

En este punto, OJO quien posee la password de nuestras cuentas sociales, jamás asociarlas a una persona, sino a un mail genérico (socialmedia@empresa.com) que se pueda controlar para recuperar en un momento dado la password, si es modificada por algún becario u extrabajador no contento con su desvinculación a la empresa.

  • ANÁLISIS DEL ENTORNO.

Saber que se dice de nuestra marca, cómo se habla de ella y sobre todo QUIENES hablan de ella. Ya que al fin y al cabo, esos grupos de interés que hemos localizado, suelen tener un líder que es una persona llamada influenzer.

A Genis le preguntaron un día, con 3.000 euros ¿en que red social los invierto? Respondió: En ninguna, gastátelo en cervezas y cenas. Localiza a los grupos de interés y luego busca a los líderes.

  • Mimar nuestra página WEB.

Se están haciendo muchos esfuerzos por tener presencia en las redes sociales y acumular fans, cuando lo que se tiene que hacer es conocer a nuestros clientes allí, pero invitarles a que visiten nuestra web de una manera sencilla y fácil (sobretodo a través de Landing Pages personalizadas).

Los datos son el bien más valioso del mundo, guárdalos en casa, no se lo alquiles a Facebook.

Crea tu propia Comunidad

La Comunidad debe prevalecer frente a la Red Social, y es a ese colectivo al que las entidades deben dirigir los mayores esfuerzos. El motivo principal se esconde en la propia definición de los conceptos, analizados durante el curso por distintos ponentes como José Antonio Gallego, Luis Rull o Emilio Márquez.

Entre todos destaca la definición de José Antonio Gallego que considera la Comunidad como un grupo de individuos que voluntariamente se asocian con un fin común. Por otra parte, lo que actualmente entendemos por Red Social se define como una herramienta de Internet, una plataforma digital en la que interactúan los miembros de dicha comunidad.

Los esfuerzos Comunidadpor alcanzar a esa comunidad varían en función del tipo de relación generada en torno a la marca. Por un lado, destacan aquellas entidades que cuentan con el respaldo de una verdadera comunidad que se identifica con la marca, apoya las acciones de la empresa, y crea un estilo de vida en torno a ese producto o servicio, como es el caso de marcas como Harley Davidson, Apple, Lego o Starbuck.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la realidad es muy distinta y las empresas no cuentan con una comunidad de marca, e incluso en algunas ocasiones, la propia marca o el sector al que pertenece crea un rechazo hacia la población, como puede ser el caso de sectores como la banca o las telecomunicaciones.

En estas circunstancias, las empresas tienen que ir en busca de la comunidad que le interesa y conquistarla en el escenario y lenguaje en el que este colectivo esté cómodo y habituado a interactuar.

Para ello, hay que establecer determinadas estrategias y herramientas. En ese sentido, la web 2.0 ofrece un amplio abanico de opciones de interacción, que estarán condicionadas a una primera decisión: Crear tu propia plataforma o utilizar los canales que la comunidad usa actualmente, como Facebook, LindkedIn, Twitter, etc.

Aquí nos centramos en la primera opción, la más arriesgada y compleja, y no siempre la más adecuada. Para aspirar a tener éxito, la nueva plataforma digital debe ser atractiva, de gran interés de contenidos para la Comunidad, y diferenciada de la imagen de la marca y el tipo de contenido publicado de forma oficial por la institución. Esta nueva herramienta online debe tener como única finalidad ofrecer servicios adicionales y complementarios relacionados con el sector al que pertenezca la entidad.

La pérdida de confianza y credibilidad hacia las organizaciones, está impulsando a los usuarios a buscar otras fuentes alternativas de información especializada, incentivado por la multitud de posibilidades que ofrece Internet. Los usuarios tienden a rechazar las publicaciones emitidas desde los sitios web oficiales de las entidades, al considerar que  tienen fines puramente comerciales y publicitarios, y por lo tanto, carentes de interés. Los blogs temáticos adquieren mayor credibilidad entre los lectores.

Casos reales de éxito

Decididos a crear su propia comunidad, tanto empresas como instituciones españolas han puesto en marcha iniciativas de este tipo, centradas en ofrecer contenido especializado sobre alguna temática relacionada con su sector. A continuación mostramos algunas de ellas:

La compañía Ferrovial ha creado recientemente el blog Infraestructurasinteligentes.com, en el que se comparten ideas sobre innovación, transporte, construcción sostenible e infraestructura. Recoge las ideas de expertos del sector, vinculados profesionalmente a la entidad, que tratan temas específicos con objetividad, producto de sus años de experiencia y conocimientos, y lejos de emitir mensajes de promoción de su empresa.

Dentro del sector de la banca, BBVA cuenta con ActiBva.com, una plataforma digital enfocada, principalmente, a ofrecer información sobre finanzas. Desde este sitio web, el usuario puede acceder a contenido especializado sobre la economía, el mercado laboral y el financiero, tanto desde la perspectiva nacional como europea e internacional.

La multinacional Telefónica también cuenta con herramientas similares, como el blog Aunclicdelastic.com, especializado en el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación, y blog.movilforum.com, dedicado a informar sobre los distintos modelos de dispositivos móviles.

En el ámbito público también podemos destacar la iniciativa desarrollada por la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Se trata del blog Elmundoquequeremos.org, que presenta las opiniones de profesionales del empleo, la economía y la sociedad.

En todos los casos, se trata la información de forma ‘objetiva’, sin hacer promoción de la entidad que ha puesto en marcha el proyecto. La característica común a todos es que ofrecen información útil y de calidad a los usuarios, que consideran estas plataformas como referente informativo y de opinión.

Para lanzarse al social media, lo primero es la estrategia

Entrar en las redes sociales sin una estrategia es meter un elefante en una cacharrería. Lo que llamamos redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin) son sólo plataformas en las que nosotros, como profesionales del social media, debemos bucear para encontrar las comunidades a las que queremos “echar las redes” para dinamizarlas y convertirlas en nuestros amigos/fans.

Esto no es trabajo de un día y supone, además, la razón principal del porqué de la evangelización. Se trata de un trabajo que requiere constancia, no es algo que la empresa pueda encargar a un equipo externo durante un periodo limitado en el tiempo.

Han sido muchos los profesores del curso que han incidido en la importancia de la planificación. Raúl Dorado nos hacía mirar a la empresa como punto de partida: ¿Quieren lanzarse al social media? Y sobre todo, ¿están dispuestos a destinar recursos económicos y humanos?

Como community managers, nuestra labor debe ser, una vez convencida la empresa, dar a los puentes (las personas o el equipo que se va a encargar de dinamizar los contenidos a través de los social media) las herramientas y pautas de actuación.

Estas pautas o estrategia las divide Dorado en 9 puntos:

  1. Fijar los objetivos: que deben ser alcanzables, medibles y acotados en el tiempo.
  2. Análisis organizativo: conocer la empresa y los “puentes”
  3. Análisis del entorno: conocer el contexto (político, social…) de la empresa
  4. Benchmarking: ¿qué hace la competencia? Hay que ser originales
  5. Posicionamiento: Qué imagen tenemos y cuál queremos tener
  6. Plan de acción: qué acciones concretas haremos y por qué canales (¿dónde está nuestro público objetivo?)
  7. Métricas cualitativas y cuantitativas: nada sirve de nada si no se miden resultados (esto necesitará un post exclusivo)
  8. Evaluación continua: recoger feedback todo el tiempo
  9. Implementación de mejoras : el cambio de la empresa a la cultura del social media.

La necesidad de tener una estrategia de márketing y comunicación se incrementa si cabe en Internet por la rapidez con la que funciona este medio. Son conocidos algunos casos en los que la falta de estrategia ha perjudicado a una empresa o marca. El “efecto Streisand”, del que nos hablaba Emilio Márquez, hace referencia a las consecuencias que puede tener tratar de censurar u ocultar algo en Internet. Uno de los ejemplos más recientes fue la rápida expansión de las fotografías de las hijas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, después de que Moncloa censurara su publicación. Además del caso que da origen al nombre; la publicación de unas fotos aéreas de la casa de la cantante Barbara Streisand: un hecho que ella denunció y que tuvo como respuesta la publicación de otras muchas fotos por parte de los internautas.

Así, para evitar el “efecto Streisand” es necesario tener una buena estrategia que plantee también posibles soluciones en caso de crisis de reputación. En este sentido, termino con algunos de los consejos que los profesores nos han dado como reglas no escritas de comportamiento en los social media: Internet es un medio abierto, libre y joven. Hay que ser honestos, sencillos, accesibles y sobre todo transparentes.