¿El problema del periodismo es Google News?

Un breve post, más cercano al silogismo, a cuenta de la batalla de los medios de ¿comunicación? tradicionales, o sea, el papel, contra Google News.

1.- Dicen estos medios que si Google quiere usar sus contenidos debe pagar, es decir, el multimegabuscadorymilcosasmás debe abonarles un dinero por ayudarles a hacer lo que ellos, en teoría, quieren: difundir sus contenidos para intentar rentabilizarlos económicamente.

2.- Todos los que tienen un sitio web llevan a la práctica, en mayor o menor medida, estrategias de SEO para estar bien posicionados en Google, es decir, para que su contenido esté más cerca del receptor que cualquier otro… Todos, menos estos lumbreras gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales que, dicho sea de paso, están propiciando en los últimos años magníficos espectáculos de despidos, cierres, pérdida de calidad… Como para fiarse de ellos.

3.- Cada vez hay más información y contenido en la red –hecha o no por periodistas– capaz de satisfacer la necesidad del lector más exigente… Incluso del más extravagante. Y como todos comprenderemos, mientras más tiempo pase y los más jóvenes vayan dejando de serlo, menos van a tener en cuenta de dónde proviene. El lector habrá ido fabricándose sus filtros y su servicio de noticias propio (en Google Reader, por ejemplo), teniendo en cuenta o no a esos de medios de ¿comunicación? tradicionales. Es decir, importándoles nada la cabecera de turno.

Yo creo que hay varias conclusiones.

1.- Los gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales están a punto de unir a esa denominación la de “obsoletos”. Tratan de defender, farisaicamente, no a su medio, sino a su forma de funcionar: “¡Que el papel siga viviendo, que nos lo matan. Tragediaaaa!”. Es más fácil lamentarse, arremeter contra lo que sea y meter en su guerra a todo el mundo que devanarse los sesos para buscarle un futuro al papel, que puede tenerlo… Y, por supuesto, para cambiar un modelo de negocio que hace aguas y de cuya transformación no sólo no tienen ni puta idea, sino que saben que pasa por ceder el poder del que han disfrutado durante décadas.

2.- ¿Esto de ir contra Google News es bueno o malo para los periodistas que trabajan en los medios? Buena noticia no debe ser desde el punto y hora en que capan una posibilidad de difundir su trabajo y, por ende, promueven el de todos esos generadores de contenido que hacen SEO y no practican el periodismo pero dan una información que, de seguir así, corremos el riesgo de que se dé por buena (afortunadamente, algunas hay así).

3.- Kapuscinski fue un monstruo. Un adelantado a su tiempo. Murió en 2007.

4.- El post iba a ser corto.

Marca Personal

Que levante la mano quien no se haya buscado en Google (Ego Search). Algo que ya se ha convertido en algo natural y “divertido”, nos debe hacer reflexionar sobre lo que los demás creen saber sobre nosotros si “por casualidad” hacen la misma búsqueda (habitualmente futuros clientes o empleadores).

¿Somos conscientes de la importancia de la marca personal en la red? ¿Recordamos y tenemos siempre presente que lo que hacemos en Internet PERMANECE?

Ejemplo: Una abogada de familia, quiere abrir una consultoría para ayudar a las parejas después de un divorcio a rehacer sus vidas. Después de un mitin sobre que no le gusta los portales de citas… me pide consejo sobre cómo manejar su identidad virtual. Le comento que lo primero que hace hoy en día la gente es googlear con quien van a tratar. Saco el iphone, pongo en google su nombre y en cinco segundos para sorpresa suya, el segundo resultado es que está inscrita en Meetic. Se queda totalmente perpleja, diciéndo que eso fue una tontería, y que fue hace más de un año… y farfulla excusas…

Moraleja: No publiques digas o cuentes nada online que no quieres que se sepa.

 

 

¿Y qué podemos hacer en estos casos?

Ante todo tranquilizarse, ya está hecho. Pero podemos contrarestar e intentar generar suficiente contenido de calidad para que ese tipo de resultados vayan desplazándose hacia la segunda o tercera página de resultados de búsqueda -donde nadie mira- 😀

¿Cómo?

Lo primero es definir cuál será nuestro nombre de “guerra” (sino lo hemos hecho ya). Buscar un nombre que podamos utilizar en todos los perfiles sociales, comprar el dominio con nuestro nombre y a partir de ahí, UTILIZAR SIEMPRE el mismo nombre de usuario, siempre que podamos. Todos mis perfiles e incluso mi mail tienen incluida la palabra maria.aristoy, así que al buscar María Aristoy salgo fácilmente, ya que en España y el mundo somos pocas.

Pero si no tenemos mi suerte, por favor, no elijaís nombres surrealistas o díficiles de pronunciar o de entender su grafía.

Y después toca trabajar en lo qué queremos que se sepa de nosotros, elegir en qué redes sociales participar de acuerdo a su naturaleza y contenido, generar contenido de interés (mediante nuestro propio blog o participando en alguno) y pagar todas nuestras multas para que en nuestras búsquedas no salga la multa que salió publicada en el BOE aquel año tan lejano del ….

Nota para periodistas: Si sois tuiteros, no añadaís el medio en el que estaís actualmente en vuestro nombre de usuario: defended vuestra identidad, vuestra marca personal.

Google + como herramienta para empresas

google +Casi un año después de la llegada de Google + a España la sensación que tengo y que veo en mi entorno es que no acaba de cuajar. Aunque está respaldada por el más potente buscador y arropada por una serie de servicios (gmail, youtube….) lo cierto es que no consigue impactar como lo han hecho otras como pinterest en muy poco tiempo.

En cuanto a la comunicación que ofrece a las empresas, tiene puntos positivos y negativos. Las marcas sólo pueden integrar en sus círculos a quienes lo hayan hecho previamente con ellas. Aunque una vez conseguido ese público objetivo puede segmentarse de formas muy diversas y útiles para la marca como lo han hecho por ejemplo desde Cadbury. La marca de chocolates pide a sus usuarios que comenten sobre el tipo de chocolate que más les gusta y así luego les envían los mensajes relacionados con ese o esos productos.

Sin embargo, esta posibilidad de segmentación es una de las pocas virtudes que veo a la red social, que tiene poca capacidad de interrelación con los clientes (no pueden escribir en un “muro” de la marca). Tampoco la red de Google ha abierto la posibilidad a que las marcas puedan hacer concursos o sorteos, y desde la oficina comercial de España te recomiendan utilizar los anuncios de Google para llegar a más gente.

Así, a través del buscador, es como la red pretende ir multiplicando sus usuarios. O al menos así nos lo plantearon a las womenalias que acudimos la semana pasada a una sesión de formación en las oficinas de Google+ en la Torre Picasso. Una sesión algo superficial y acelerada en la que si nos ofrecieron, y al parecer lo hacen con todas las marcas, que les comunicáramos la creación de cada nueva página oficial para incluirla en las “recomendaciones” que a los usuarios les llegan al iniciar sesión.

Un mes después de su última renovación de imagen, tenemos que esperar a ver qué pasa con la red de Google, que bajo mi punto de vista no acaba de despegar.

Por si gestionáis páginas de empresa, aquí os dejo enlaces útiles de la propia red (con esto de que controlan el buscador, hay que ir hasta la página 3 de resultados para empezar a ver algo ajeno a la propia compañía).

– Centro de soporte

Foro G+

G+ your business

Tuenti Ads y la segmentación del target

Al abrir un perfil en cualquier red social hay que introducir una serie de datos de identificación (nombre, apellidos, edad, domicilio, nivel de estudios,…), necesarios para darnos de alta y acceder, y que nos posibilitan hacer un uso adecuado de la plataforma:  buscar amigos, reencontrarnos con compañeros, contactar con ellos, compartir experiencias, crear grupos de personas con intereses comunes,… Pero esos datos, que facilitan las relaciones sociales gracias a la clasificación de los usuarios en función de esos parámetros, conllevan también grandes ventajas para el sector publicitario, que tiene ‘localizado’ a su público objetivo.

Aprovechando esta capacidad, Tuenti, la red social española más importante, ha presentado recientemente Tuenti Ads. Este servicio, similar a Google Adwords, está dirigido principalmente a las pequeñas y medianas empresas, a las que permite desarrollar campañas de publicidad totalmente segmentadas, lanzando sus mensajes a su público objetivo.

La plataforma publicitaria sigue el modelo de precios CPM (Coste por mil impresiones) y se caracteriza por estar integrado y no ser intrusivo, al estar limitada su aparición a las páginas de fotos. Asimismo, la red social española cuenta con más de 13 millones de usuarios por lo que garantiza la visibilidad y alcance de los mensajes publicitarios.

Esta iniciativa amplía las posibilidades publicitarias de las empresas, que cuentan con una nueva plataforma digital que se suma a servicios similares puestos ya en marcha por Google y Facebook.

Tuenti Ads destaca también por la facilidad para crear los espacios publicitarios y contratarlos. El proceso se compone de cinco pasos:

  1. Creación del anuncio, que estará compuesto de un título, un texto de 60 caracteres como máximo y una imagen de 50×50 px. Además de un enlace a la  página, de la red social o a un sitio web externo.
  2. Elección del público objetivo, facilitado por la hipersegmentación que propicia la red social. Se puede segmentar por variables como el rango de edad, ubicación, estado civil, sexo… Tras la selección la red social indica el número de usuarios que cumplen con esas características.
  3. Definición del presupuesto. El anunciante establece el coste de esta acción, en función del número de impresiones que desee, así como el tiempo de permanencia del anuncio.
  4. Formalización del pago, introduciendo los datos de la tarjeta bancaria.
  5. Revisión del anuncio por parte del equipo de Tuenti, que será aprobado, si no hay ningún inconveniente, en un plazo de dos días laborables.


Una herramienta nueva y de fácil gestión, que se basa en la segmentación para hacer más efectivas las campañas publicitarias de las empresas.

Sin embargo, en los próximos tiempos estas posibilidades de clasificación de los usuarios aumentarán debido a la evolución del 2.0, que está derivando en una capacidad de segmentación mucho mayor. Cada movimiento que hacemos lo reflejamos y compartimos de forma natural con nuestros amigos en las redes sociales, opinando, escribiendo comentarios, subiendo fotos o videos, describiendo experiencias, citando nuevos lugares o anunciando nuevos retos.

Esto se traduce en más información. Una información muy preciada por las empresas que le permite conocer las características de sus clientes y usuarios más allá de las variables demográficas o geográficas, acercándose en primera persona a sus gustos e intereses, y propiciando una publicidad más certera y adaptada a las necesidades de cada usuarios.

Sin embargo, estas acciones publicitarias abren un debate en torno a la legalidad o no de usar los datos privados de los usuarios para estos fines comerciales, pero eso es tema para otro post.

Megaupload: Cuando la nube se convierte en tormenta

El cierre por parte del FBI de Megaupload, más allá de todo lo que se ha escrito sobre la legalidad o no del servicio, es un ataque a la línea de flotación de ‘la nube’. Considerando que una web como Megaupload aglutinaba el 4% del tráfico total de internet (se han dado cifras de entre 150 y 180 millones de usuarios) es obvio pensar que una parte de ellos, sin entrar a calcular cifras, lo usaba como repositorio de documentos o para almacenar backups de los archivos con la ‘seguridad’ de que siempre podrían acceder a ellos.

La nube o ‘cloud computing’ son aquellos servicios, aplicaciones y plataformas e infraestructuras que se encuentran accesibles desde Internet, es decir, a través de un entorno totalmente web.

Estaba claro que muchos usuarios utilizaron el servicio para almacenar archivos de forma ilegal, subiendo contenidos protegidos por los derechos de autor, llevando a las autoridades a cerrar el negocio al ya famoso Kim Schmitz, alias Kim Dotcom y por extensión bloquear sine die el acceso a los contenidos legales alojados en sus servidores desatando la tormenta perfecta en nuestra hasta entonces idolatrada ‘nube’.

Este hecho desemboca en una pregunta clave: ¿es realmente seguro subir datos a “la nube”?

Imagen de la publicidad de Megaupload

La teoría nos dice que la nube es el futuro de las copias de seguridad, pero al ver los últimos sucesos, tal vez haya que plantearse un plan B para seguir disponiendo de nuestros datos ante una emergencia. Evidentemente no se debe poner nada en ‘la nube’ sin mantener una copia bajo nuestro control, pero además hay otros aspectos a considerar en el caso de los datos bloqueados (por no darlos aún por perdidos), como la privacidad y los derechos sobre algo que te pertenece. ¿Qué pasará ahora con la información legal y privada que estaba almacenada en Megaupload? ¿Podrán recuperarse esos archivos en un futuro (esperemos) no demasiado lejano?

Se puede pensar que Megaupload no era ‘la nube’ más indicada para utilizar como repositorio de archivos ‘delicados’ por su alto contenido en almacenamiento ilegal, pero hace unos meses los usuarios ya demostraron la inutilidad de la leyes antidescargas y usando Google Docs crearon en cuestión de horas un documento con cientos de enlaces ‘ilegales’ ¿Y si entonces al FBI le da por cerrar Google?

También hace poco, y por citar otro caso más, otra nube poderosa de almacenamiento como es la de Amazon quedó en parte en fuera de juego por la caída de un rayo… La pregunta sobre la viabilidad real del cloud computing es algo que realmente da que pensar ¿Y tú, aún confías en la nube?

Cómo configurar Hootsuite para acceder a tu cuenta de Google+ y gestionar tus páginas de empresa

Hoy os ofrecemos una indicaciones para proceder a gestionar vuestra cuenta de Google+ a través de Hootsuite. Como ya os explicamos en una de nuestras entradas iniciales sobre herramientas, Hootsuite es un gestor de redes sociales muy amplio donde podemos actualizar nuestras cuentas de Facebook, Twitter o LinkedIn. Con la llegada de Google+ y sus páginas de empresa, Hootsuite ha tenido la necesidad de reinventarse para ofrecer a los usuarios la posibilidad de configurar funcionalmente tanto cuentas como páginas de esta red social.

A continuación, vamos a explicaros paso a paso como comenzar a integrar Google+ en Hootsuite:

Paso 1: En primer lugar, debemos conectar nuestra cuenta de Google Plus con Hootsuite, opción disponible desde el menú Configuración/Redes Sociales. Una vez ejecutada esta acción, se detectarán las páginas del perfil y podremos seleccionar la deseada.

Paso 2: Una vez esté incluido nuestro perfil, comenzaremos a configurar la información que deseamos ver. Hootsuite nos dará la posibilidad de mostrar columnas con nuestro stream principal, los mensajes enviados, la actividad de los posts donde hemos comentado e interactuado, los textos de un círculo específico y las entradas programadas para una hora determinada.

Paso 3: Para configurar la aplicación para que se actualice a partir de una dirección RSS, algo imprescindible para las páginas de Google+, tendremos que completar el formulario que véis abajo. Dicho formulario se encuentra dentro de la opción Configuración/RSS y nos permitirá controlar el rango de frecuencia de verificación del canal además del número de entradas a publicar.

Paso 4: Una vez finalizados estos procedimientos, debemos realizar algo muy importante y necesario. Crearemos una columna en la que aparezcan resultados de búsqueda sobre una palabra específica, ayudando a monitorizar la marca o el contenido sobre un tema determinado.

Con estos pasos ya tendremos nuestro panel de control de Google+ en Hootsuite, pudiendo controlar y gestionar los contenidos de esta red social. Por ahora, sólo los usuarios de Hootsuite Enterprise pueden acceder a gestionar Google+ de esta forma, aunque el equipo de Hootsuite ha anunciado que irá liberando esta opción a otros usuarios poco a poco. Si queréis, podéis solicitar el acceso a la integración de Google+ a Hootsuite si pincháis aquí: Solicitud aplicación Google+ para Hootsuite.

Os deseo un feliz día de la Inmaculada a todos (felicitaciones a todas la Inmaculadas) y un buen puente ¡Hasta la próxima! 😉

Las páginas de empresa de Google + ya están aquí

Así es. Google comunicó ayer por la mañana a través de su blog oficial la apertura de las páginas para empresas en la red social Google +Los usuarios podrán añadir a sus círculos de amistades estas nuevas páginas, permitiéndoles así estar informados de las últimas novedades, promociones o tendencias de sus marcas favoritas: “Hasta el momento, Google+ ha conectado a personas y ahora queremos hacer posible que te relaciones con aquello que te interesa, desde los negocios más locales de tu ciudad a marcas conocidas”.

Entre las características de estas nuevas páginas de empresa encontramos un sistema de recomendación de negocios y marcas basado en el notorio botón +1, lanzado hace ya un tiempo por Google y que pretende tener la misma función que el botón “Me Gusta” de Facebook. La inclusión de las páginas de empresa a los círculos de amistad de los usuarios será otra característica que represente los lazos duraderos con marcas de interés para estos. Entre las empresas que ya disfrutan de una página de empresa en Google + están Pepsi, Toyota, H&M o Burberry entre otras. Especial mención al caso del Futbol Club Barcelona, que ha logrado llegar a un acuerdo con Google para ser el primer equipo de la LFP en disfrutar de presencia en una de estás páginas.

Con el lanzamiento de las páginas de empresa de Google+ se ha presentado también la nueva herramienta “Conexión Directa”, que permite encontrar a través del buscador de Google las páginas corporativas que se encuentren en su red social tan solo con añadir delante del nombre de la compañía el signo +.

Estas páginas son como tener una intranet de la empresa pero con mayor funcionalidad. Hasta ahora, son lugares de reunión que ofrecen la posibilidad de que los usuarios puedan entrar en un chat de vídeo improvisado con la empresa. Además, estos perfiles permiten otras opciones como compartir capturas de pantalla o la colaboración en tiempo real sobre un documento de Google.

Para estos perfiles de empresas también se ha prometido que harán un análisis de la integración con otros medios sociales, con la opción de rastrear cómo las interacciones de Google+ afectan a las búsquedas de Google y como se recogen en estas tus mensajes públicos y crear una campaña de marketing online con una baja interacción.

Se esperan a medio/largo plazo otras mejoras previstas para estas páginas. Entre ellas, una herramienta de migración para permitir a los usuarios migrar sus datos a través de su perfil de negocios de Google+

Para crear una de estás páginas corporativas en Google+ debes proceder de la siguiente forma:

  1. Entra en tu cuenta y pincha en ‘Crea una página de Google+‘, opción que aparece en la columna derecha de nuestra pantalla.
  2. Una vez hayas iniciado la edición de tu página de Google Plus, elige la categoría adecuada: Negocio, marca, entretenimiento, etc.
  3. A continuación, escribe el nombre de la página y una descripción a cerca de la misma. Si quieres, puedes añadir una URL y elegir para qué personas quieres que sea visible. Una vez hayas rellenado estos campos, pincha en ‘Crear‘.
  4. Sube la imagen que quieres añadir a la página y ponle un pie de foto. Dale a Guardar y finalizar.
  5. Si quieres, puedes difundir tu página ya terminada entre tus círculos para darte a conocer.
  6. Para finalizar, agrega los enlaces de tus otras redes sociales o páginas.

Qué medir en Social Media para saber que lo hacemos bien

Infografia Social MediaAl iniciarte en las redes sociales para que tu empresa comience a tener presencia es fundamental establecer a priori qué puedes medir para saber si el esfuerzo que estás llevando a cabo va por buen camino o deberías cambiar tu estrategia.

En #CarmonaUPO nos visitó @asegovia con el que tuvimos una interesante sesión de las que extrajimos valiosas conclusiones.

Definir los objetivos al comenzar a trabajar en redes sociales es un primer paso fundamental para tener muy claro las métricas que posteriormente habrá que revisar.
Las variables a tener en cuenta dependerán de la estrategia planteada, pero como punto de partida no estaría de más tener en cuenta las siguientes:

Fans, seguidores, contactos…
Cuidado. Aquí no se trata tampoco de medir quién tiene el ego más alto. Un número elevado de fans en Facebook o seguidores en Twitter es fácil de conseguir y sin embargo ello no significa a priori que estemos haciendo las cosas bien. Lo fundamental es que estemos enviando el mensaje al público correcto.

Participación
Al hilo de lo anterior, es muy interesante medir si nuestros usuarios se comunican con nosotros, si interactúan entre si y generan debates alrededor de nuestra marca o de los contenidos que previamente hemos compartido. Algo fundamental en las redes sociales, sobre todo si acabas de aterrizar, es saber escuchar.

¿Cuánto tráfico web generamos?
Tener un blog con una periodicidad alta de publicación (diaria incluso) que genere contenidos interesantes se me antoja fundamental. Ni que decir tiene que debes integrarlo con todas las redes sociales en las que tengas presencia para que tus usuarios puedan compartir tus contenidos con sus contactos.
Esto genera interesantes parámetros para medir como pueden ser visitantes únicos, páginas vistas, tiempo de permanencia, tasa de rebote… Mi recomendación para medir todo esto es Google Analytics. Una aplicación gratuita y con una cantidad ingente de datos para ser analizados.

¿Somos interesantes?
La respuesta a esta pregunta se encuentra al ver como interactúan los usuarios con lo que publicamos. ¿Logramos reuits? ¿Nos citan en su muro? ¿Escriben en sus blogs sobre nosotros? ¿Comparten nuestros enlaces?
A menudo suele decirse que el ROI en Social Media es difícil de medir, pero si consigues todo lo que aquí se ha mencionado es fácil comprobar que éste es positivo, ya que habrás ahorrado muchos euros en acciones en otros sectores y tu producto o marca tendrá la percepción más buscada: la de los prosumidores.

Aquí os dejo una infografía de e-interactive.es que recoge algunos de los pasos más importantes para medir nuestra estrategia en Social Media.

Cultura, Internet y redes sociales

Las redes sociales existían mucho antes de la irrupción de Internet. E Internet ha cambiado sustancialmente la cultura de relaciones y de comunicación. Estos dos aspectos, cuyo conocimiento es una premisa básica para un buen gestor de redes sociales, dieron mucho de sí en las clases que los sociólogos Luis Rull y Esteve Ollé, del IPTS, nos impartieron en la EAGPA.

Aquí van algunas conclusiones de nuestras clases con Luis Rull:

  • Con Rull, abordamos la teoría de los vínculos débiles de Granovetter, un estudio de 1973 muy interesante a la hora de explicar la importancia que tienen las relaciones que podríamos llamar superficiales a la hora de condicionar los cambios sociales.
  • También nos introdujo en la forma de visualizar y analizar el entramado de relaciones que conforman una red social -no necesariamente tecnológica- a través de Ucinet 
  • Igualmente, nos mostró un ejemplo actual de monitorización de una red social -en este caso twitter– llevado a cabo por Chameleon Tools en el #EBE10

Las claves de esta sesión con Rull, y una bibliografía más amplia, están disponibles en su blog.

Esteve Ollé, por su parte, abordó un análisis cultural de las redes sociales en Internet, del que podemos destacar algunos aspectos clave.

  1. Repasamos las teorías sociológicas sobre la sociedad del conocimiento de Daniel Bell (El advenimiento de la sociedad post-industrial), Jurgen Habermas (La esfera pública e información) y Manuel Castells (La sociedad red), Jeffrey Alexander (La pragmática cultural).
  2. Estas teorías sirven para explicar los códigos de la cultura de Internet, que apuesta por lo abierto frente a lo cerrado.
  3. Las características del código abierto de la cultura de Internet serían la creatividad frente a la monotonía del código cerrado, la libertad frente a la censura, el cambio frente a la estabilidad, la valentía frente a las amenazas, la juventud frente al conservadurismo…
  4. Analizamos esos códigos en las revoluciones de Egipto y Túnez, en el caso de Google, en un discurso de Obama, en el conflicto de la SGAE con los internautas, ejemplificado con un artículo de David Bravo, la polémica de la Ley Sinde, el enfrentamiento de Julian Assange con la administración Obama a propósito de Wikileaks y el divertido resbalón de David Bisbal en Twitter.
  5.  La clase con Esteve Ollé fue muy anterior al 15-M. De otra manera, habría sido muy interesante analizar Democracia Real Ya con estos códigos: en este caso, parece muy claro que el movimiento ciudadano se identifica claramente con el código abierto de Internet, mientras que los partidos políticos tradicionales tendrían un código cerrado.
  6. Con posterioridad, sí pudimos abordar el 15-M con Selva Orejón y redactamos un post conjunto para el blog de Territorio Creativo.

En definitiva, estas clases nos dieron un compendio de información de gran utilidad para conocer cómo funcionan los entramados de redes sociales dentro y fuera de Internet y cuál es la nueva cultura que Internet está generando.

Google+, primeras impresiones

Junio de 2011 será recordado por el arranque de la versión Beta de Google+ . El monstruo de Mountain View presentó en sociedad su tercera (y parece que esta vez será la vencida) red social.

Tras los ‘fracasos’ de Google Wave y Buzz, Google planta cara a la gigantesca Facebook con un producto que tiene muy buena pinta porque si algo sabe la compañía que ahora capitanea Larry Page es aprender de sus errores.

No me extenderé mucho en analizar la herramienta, para eso ya está escrito un fantástico post de @jjv en Bitelia en el que podéis conocer al detalle el funcionamiento de esta nueva red, pero si quiero añadir algunas consideraciones tras algunos días trasteando con Google+.

Me llama poderosamente la atención que Gmail no esté integrado en + y se me llevan los demonios al ver que la compañía de las búsquedas ha pasado olímpicamente de Apple y la versión móvil (espectacular según comentan sus usuarios) solo está disponible para Android.

El diseño me ha parecido muy pobre. La interface de Google+ es tan blanca y tan limpia que me ha resultado demasiado analítica, muy fría. Algo que no transmite.

imagen del google projectAún no hay, pero la tarta publicitaria es tan golosa, que nadie puede dudar de que habrá anuncios alrededor de nuestros posteos y círculos de amigos. Con su red social Google va a administrar una cantidad ingente de información personal megavaliosa para la publicidad. Sabrá no solo quien eres, sino como te ven los demás.

Un punto que aún no veo solucionado es cómo empresas e instituciones se introducirán en la herramienta saltándose el tan cacareado punto de “personal” del que presume por ahora esta red.

Esta última no es mía, pero la añado porque después de leerla en mi recién estrenado Timeline de Google+ la comparto al cien por cien: ¿No tiene API? ¿No tiene aplicaciones? Raro. Pero como decía al principio, esto es solo la beta ¿no?