Telecinco y las 100.000 firmas de apoyo a #todosconPablo

El poder del 2.0 sigue sorprendiendo a propios y extraños, aunque sobre todo a extraños. Todavía hay muchos que, atendiendo a su forma de actuar, no deben invertir mucho tiempo ni dinero en establecer una adecuada estrategia de Social Media o un plan de crisis. Actúan ajenos al mundo digital, sin saber que el 2.0 ya es tan real como la vida misma y otorga un mayor poder a las personas.

Hace un año saltó a las redes sociales la campaña del bloguero Pablo Herreros (@PabloHerreros) en la que pedía a los anunciantes del programa La Noria, de Telecinco, que retiraran su publicidad de este espacio televisivo. Una reivindicación surgida con motivo de la entrevista realizada en este programa a la madre de El Cuco, uno de los implicados en el crimen de Marta del Castillo, y por cuya intervención cobró en torno a los 9.000 euros.

Imagen del perfil en Twitter de Pablo Herreros

Todo el movimiento empezó un día después de la entrevista. Herreros puso en marcha una campaña en contra de estas actuaciones televisivas, buscando el compromiso de las empresas anunciantes para que dejaran de publicitarse en un programa que paga a delincuentes o sus familiares a cambio de contar su ‘hazaña’ en televisión.

Para su difusión, utilizó la plataforma ‘Change.org’ y las distintas redes sociales. En poco tiempo, contó con el respaldo de 33.000 personas que firmaron su petición en Change.org y miles de usuarios se sumaron a su iniciativa difundiendo su reivindicación por las distintas redes sociales, superando los 127.000 tweets.

Objetivo cumplido: los anunciantes respaldaron la idea y el programa de La Noria se quedó sin anunciantes.

Ahora Pablo Herreros inicia una nueva batalla. Está imputado por aquella acción. Telecinco ha interpuesto una querella por supuestos delitos de amenazas y coacciones, y está citado a declarar el próximo 4 de diciembre. Herreros ha puesto en marcha una nueva campaña de defensa, publicando en su blog cómo sucedieron los hechos del pasado año, tuiteándolo, y facilitando a los usuarios todo el material del que dispone en relación a este hecho. Ante todo, transparencia.

En su blog, Pablo Herreros ha agradecido el gran respaldo que tuvo su iniciativa y ha valorado muy positivamente el paso que se dio en aquel momento. Asegura que fue una acción acertada, la de dirigirse y presionar al anunciante, al tiempo que considera que sería contraproducente repetirla de nuevo, porque ya no sería tan impactante y además otorgaría demasiadas herramientas de presión y poder al anunciante, mermando la libertad de expresión del canal.

Paralelamente, se ha iniciado una nueva campaña en Change.org, liderada por Mario Tascón y también dirigida a los anunciantes de Telecinco, en la que se les pide que retiren su publicidad hasta que el canal retire la querella. Esta mañana rondaba ya las 100.000 firmas de apoyo.

Imagen de la última campaña en Change.org

Por su parte, la página web de Telecinco no recoge ninguna información relacionada con el caso de La Noria, ni sobre la querella o la nueva campaña puesta en marcha por Tascó. Tras revisar las publicaciones de los últimos tres días, la única información similar hace referencia a las reivindicaciones sociales realizadas desde plataformas online, pero dirigidas al sector político (se titula: Internet critica las dietas de diputados, el extravío de los iPad y otras ‘prebendas’).

Paradójico. Telecinco no imaginaba que pocas horas después sería nuevamente el blanco de las acusaciones en una nueva campaña reivindicativa puesta en marcha desde una plataforma digital.

10 razones por las que implantar Social Media

El Social Media se está consolidando como una herramienta clave en las acciones de promoción empresarial (en los departamentos de marketing), pero no se está aprovechando con tanta intensidad en otras áreas de la empresa. El sector online tiene un amplio abanico de aplicaciones que suponen oportunidades para la gestión, desarrollo y crecimiento de las empresas, independientemente de la tipología y tamaño de la organización. A través de los medios sociales se puede crear una buena imagen de marca pero también se puede gestionar las quejas de los clientes y conocer su opinión sobre determinados productos, entre otras cosas.

Cada día, simplemente con ‘ojear’ los comentarios publicados en Twitter se puede conocer la evolución del 2.0, de la mano de voces expertas y gurus que plasman las continuas novedades que surgen y su aplicación. Sin embargo, la pequeña brecha digital, todavía existente, entre el sector online y el mundo empresarial, provoca que los empresarios se encuentren en ocasiones desorientados y duden sobre los beneficios o perjuicios de poner en marcha un plan de Social Media.

Una duda que resulta oportuna en muchos casos porque permite reflexionar y hacer un estudio previo de la situación de la empresa y su entorno, y así determinar con mayor certeza la idoneidad de dar un primer paso en los medios sociales.  Porque hay que recordar que no siempre resulta rentable estar activos en las plataformas online, y dependerá, principalmente, de los objetivos que persiga la empresa, el público al que se dirige, la propia organización y el entorno de la empresa.

En cualquier caso, en este post quiero resaltar las ventajas que aporta la aplicación de los SM. Porque en líneas generales, estar presentes y activos en los medios sociales genera más oportunidades y beneficios para las empresas de lo que nos pensamos, como ya resaltó Raúl Dorado durante su ponencia en #CarmonaUPO. Así, destacamos diez aspectos principales:

  1. Mejora reputación digital
  2. Branding: recuerdo de marca
  3. Conversar con el público objetivo
  4. Ahorro de costes
  5. Recursos humanos
  6. Inteligencia social: I+D+i. Genera Conocimiento, Inteligencia y creatividad
  7. Atención al cliente y fidelización
  8. Gestión del conocimiento
  9. Estudiar a la competencia
  10. Aumentar el mercado  y la facturación

Existen cientos de empresas que pueden servir de ejemplo del aprovechamiento y buena gestión de los recursos que ofrece el sector online, como son las multinacionales Iberia, Zara o Starbucks. Esta última empresa cuenta actualmente con más de 11.400 seguidores en Twitter, 35.239 usuarios en Tuenti y 86.466 ‘me gusta’ en Facebook.

La presencia activa en los medios sociales le permite a Starbucks, entre otras cosas, gestionar el servicio de atención al cliente. Así, en este caso, a través de las redes sociales puede conocer de primera mano las quejas de los clientes e intentar ponerle remedio cuanto antes.

Timeline de Twitter de Starbucks

Las redes sociales permite a Starbucks conocer las quejas de sus clientes

Otras empresas de ámbito local o regional también están sacando partido al Social Media, como son Inés Rosales y Marypaz. Por último, hay que destacar otros dos casos de éxito: el modista Bere Casillas (presente en Twitter y YouTube, donde ofrece consejos sobre moda y muestra los pasos para hacer nudos de corbata) y TaxiOviedo, quien, según datos de www.redesymarketing.com, consiguió aumentar entre el 15 y el 20% el número de carreras, a través de la ejecución de distintas acciones de social media entre las que destaca la posibilidad de reservar el Taxi a través de Twitter.

Vídeo de Bere Casillas

Bere Casillas ofrece en YouTube consejos sobre cómo hacer el nudo de la corbata

A la vista queda que los medios sociales son mucho más que un nuevo canal de comunicación, porque aportan a las empresas muchas más opciones y ventajas de las que en un principio puede pensarse.  Una amplitud que va más allá de la promoción digital, y que si se conocen pueden generar grandes beneficios.

Crea tu propia Comunidad

La Comunidad debe prevalecer frente a la Red Social, y es a ese colectivo al que las entidades deben dirigir los mayores esfuerzos. El motivo principal se esconde en la propia definición de los conceptos, analizados durante el curso por distintos ponentes como José Antonio Gallego, Luis Rull o Emilio Márquez.

Entre todos destaca la definición de José Antonio Gallego que considera la Comunidad como un grupo de individuos que voluntariamente se asocian con un fin común. Por otra parte, lo que actualmente entendemos por Red Social se define como una herramienta de Internet, una plataforma digital en la que interactúan los miembros de dicha comunidad.

Los esfuerzos Comunidadpor alcanzar a esa comunidad varían en función del tipo de relación generada en torno a la marca. Por un lado, destacan aquellas entidades que cuentan con el respaldo de una verdadera comunidad que se identifica con la marca, apoya las acciones de la empresa, y crea un estilo de vida en torno a ese producto o servicio, como es el caso de marcas como Harley Davidson, Apple, Lego o Starbuck.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la realidad es muy distinta y las empresas no cuentan con una comunidad de marca, e incluso en algunas ocasiones, la propia marca o el sector al que pertenece crea un rechazo hacia la población, como puede ser el caso de sectores como la banca o las telecomunicaciones.

En estas circunstancias, las empresas tienen que ir en busca de la comunidad que le interesa y conquistarla en el escenario y lenguaje en el que este colectivo esté cómodo y habituado a interactuar.

Para ello, hay que establecer determinadas estrategias y herramientas. En ese sentido, la web 2.0 ofrece un amplio abanico de opciones de interacción, que estarán condicionadas a una primera decisión: Crear tu propia plataforma o utilizar los canales que la comunidad usa actualmente, como Facebook, LindkedIn, Twitter, etc.

Aquí nos centramos en la primera opción, la más arriesgada y compleja, y no siempre la más adecuada. Para aspirar a tener éxito, la nueva plataforma digital debe ser atractiva, de gran interés de contenidos para la Comunidad, y diferenciada de la imagen de la marca y el tipo de contenido publicado de forma oficial por la institución. Esta nueva herramienta online debe tener como única finalidad ofrecer servicios adicionales y complementarios relacionados con el sector al que pertenezca la entidad.

La pérdida de confianza y credibilidad hacia las organizaciones, está impulsando a los usuarios a buscar otras fuentes alternativas de información especializada, incentivado por la multitud de posibilidades que ofrece Internet. Los usuarios tienden a rechazar las publicaciones emitidas desde los sitios web oficiales de las entidades, al considerar que  tienen fines puramente comerciales y publicitarios, y por lo tanto, carentes de interés. Los blogs temáticos adquieren mayor credibilidad entre los lectores.

Casos reales de éxito

Decididos a crear su propia comunidad, tanto empresas como instituciones españolas han puesto en marcha iniciativas de este tipo, centradas en ofrecer contenido especializado sobre alguna temática relacionada con su sector. A continuación mostramos algunas de ellas:

La compañía Ferrovial ha creado recientemente el blog Infraestructurasinteligentes.com, en el que se comparten ideas sobre innovación, transporte, construcción sostenible e infraestructura. Recoge las ideas de expertos del sector, vinculados profesionalmente a la entidad, que tratan temas específicos con objetividad, producto de sus años de experiencia y conocimientos, y lejos de emitir mensajes de promoción de su empresa.

Dentro del sector de la banca, BBVA cuenta con ActiBva.com, una plataforma digital enfocada, principalmente, a ofrecer información sobre finanzas. Desde este sitio web, el usuario puede acceder a contenido especializado sobre la economía, el mercado laboral y el financiero, tanto desde la perspectiva nacional como europea e internacional.

La multinacional Telefónica también cuenta con herramientas similares, como el blog Aunclicdelastic.com, especializado en el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación, y blog.movilforum.com, dedicado a informar sobre los distintos modelos de dispositivos móviles.

En el ámbito público también podemos destacar la iniciativa desarrollada por la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Se trata del blog Elmundoquequeremos.org, que presenta las opiniones de profesionales del empleo, la economía y la sociedad.

En todos los casos, se trata la información de forma ‘objetiva’, sin hacer promoción de la entidad que ha puesto en marcha el proyecto. La característica común a todos es que ofrecen información útil y de calidad a los usuarios, que consideran estas plataformas como referente informativo y de opinión.