El Gobierno de Mariano Rajoy en Twitter

El Partido Popular, con el presidente Mariano Rajoy al frente, acaba de estrenar Gobierno con una reducción de Ministerios. En total, 13 son los departamentos que afrontarán la difícil tarea de gestionar una España en crisis. Se trata de hacer, sobre todo, pero también de comunicar, y desde aquí quiero hacer una recopilación de los miembros del Ejecutivo a los que podremos encontrar en Twitter, la red social que se ha convertido en la más útil para poder acceder a los cargos públicos de una manera directa.

El presidente, @marianorajoy, está. Participa, eso sí, junto a su equipo (es lógico, lo contrario sería probablemente imposible de gestionar para él solo), de forma activa. Según la herramienta tweetstats (que ofrece estadísticas para cualquier perfil, sólo hay que introducir el nombre de usuario), el perfil del presidente del Gobierno escribe una media de 44 tweets al día de los que un 84,4% son en respuesta a los tweets que se le envían. La hora preferida para tuitear de Rajoy son las ocho de la tarde. El presidente sigue (a fecha de 27 de diciembre, como todas las estadísticas que expondré a continuación), a 3.547 tuiteros y es seguido por 191.990 perfiles.

La número 2 del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, @sorayapp, la miembro más joven del equipo es bastante menos activa que el presidente en la red social. De hecho, su último tweet es del día 2 de diciembre (y el anterior del 20N, día de las elecciones generales). Soraya sigue 586 perfiles y es seguida por 27.331. Sus estadísticas arrojan un escaso 1,4 tweets por día y un porcentaje de respuestas del 4,3 del total de sus tweets. El mediodía es la hora a la que más tuitea.

Entre los ministros, el hasta ahora alcalde de Madrid y recién estrenado ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, borraba el pasado 12 de diciembre su perfil en Twitter, que gestionaba junto a su equipo, @equipogallardon. Sobre los motivos de esta escapada de la red, Gallardón se marchaba pero utilizaría los perfiles del Partido Popular para informar en la red. Ahora que es ministro de Justicia, quizás lance un nuevo perfil. Está por ver.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, no tiene cuenta en Twitter. Tampoco la tiene el de Hacienda y Administraciones Públicas, el veterano Cristóbal Montoro, ni Jorge Fernández Díaz, ministro de Interior.

Sí tiene Twitter la nueva ministra de Fomento, Ana Pastor (@anapastorpp) aunque aún no ha actualizado su perfil con su nuevo cargo, y sigue figurando como responsable de política social del PP y diputada. La ministra sigue a 65 perfiles y tiene 6.766 seguidores. Pastor escribe una media de 5,1 tweets al día de los que el 33,7 son respuestas. Su hora más activa son las once de la noche.

Otro de los nuevos ministros con presencia en Twitter, lo era en su condición de independiente y veremos cómo encauza ahora sus comentarios en la red, es el nuevo ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert @jiwert. No obstante, el hasta ahora consultor ya advertía en su perfil el 21 de diciembre, poco después de ser anunciado su cargo, que iba a estar “un poco inactivo”. Teniendo en cuenta su actividad anterior, Wert publicaba una media de 2 tweets al día con un porcentaje de respuestas del 9,2%. Se había estrenado en Twitter en mayo aunque había aumentado su actividad el pasado noviembre. Sigue a 17 perfiles y le siguen 6.936.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, la onubense Fátima Báñez (a la que le ha caído una de las carteras más duras) tiene un Twitter actualizado con su nuevo cargo. @fatimabanez sigue 142 y tiene 2.767 seguidores. Con 4,1 tweets diarios y un porcentaje de 16 puntos en respuestas, la ministra es una de las más cercanas en sus mensajes y elige como preferente las ocho de la tarde para mandar la mayoría de sus tweets.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria @jmsoria, también es activo y cercano en Twitter. No ha cambiado su bio (en la que no pone nada acerca de su cargo) pero no ha variado su  intensa actividad tras el nombramiento. Tiene 7.629 seguidores y sigue a 651 tuiteros.  Escribe una media de 13,1 tweets diarios de los que 63,6% son respuestas. La hora a la que más tuitea es a mediodía.

La cartera de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que lleva el veterano Miguel Arias Cañete, no tendrá a su líder en Twitter (al menos por ahora). Tampoco lo tiene el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, es bloguero pero se suma a los que no tienen perfil en Twitter.

Sobre la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, tampoco hay una cuenta oficial. He encontrado una @anamatopp, que sólo tiene un tweet y no sé si  fue abierta por ella misma en un momento de enfado (y mal tino) o la abrió algún “impostor”.

A modo de balance, de las 14 personas que encabezan el nuevo Ejecutivo popular, el 50% tiene perfil en Twitter. A partir de ahora toca evaluar qué uso hacen de ella y qué cambios se producen.

Sondeos digitales en torno al 20N

Estamos ante lo que puede considerarse como las primeras elecciones generales españolas en las que el 2.0 está muy presente. Superada una primera toma de contacto con las herramientas y canales online en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, la cita del 20 N ha impulsado la actividad virtual de los partidos políticos.

Los candidatos de estas organizaciones tienen cuentas y canales por doquier, con el objetivo de ‘estar’ en todas partes. Centrándonos en los candidatos de los partidos mayoritarios, Alfredo Pérez Rubalcaba  y Mariano Rajoy, destacamos este despliegue de acciones online:

Mariano Rajoy

Alfredo Pérez Rubalcaba

Tomando como referencia las plataformas digitales de Facebook y Twitter, hemos extraído información relevante relacionada con la evolución del candidato y su notoriedad en las redes sociales, así como los objetivos perseguidos y las estrategias implantadas, que en algunas ocasiones está resultando un tanto controvertida, y que han desembocado en los casos conocidos de #prostituit y #puntosRubalcaba

En primer lugar hay que destacar, en ambos candidatos, el uso electoral de sus cuentas, establecida como una herramienta más dentro de la estrategia propagandística de cara a las elecciones. La fecha de creación de las cuentas de Twitter (@conRubalcaba se crea el 24 de mayo, mientras que @marianorajoy, el 27 de julio, aunque se presenta oficialmente el 15 de septiembre) indican que no se han concebido principalmente para servir como canal de comunicación directo y permanente con los ciudadanos. A pesar de que su creación es anterior al anuncio de Zapatero del adelanto electoral, comunicado el 29 de julio, su puesta en funcionamiento estaría motivada por la proximidad de las elecciones, que en un primer momento estaban fijadas para los primeros meses de 2012.

Al margen de los aciertos o errores cometidos por los responsables de gestión de las acciones online durante la precampaña y campaña electoral, habría que preguntarse cuál es el objetivo de este abordaje de los Social Media por parte de los partidos políticos. ¿Notoriedad y presencia?

En este caso y si atendemos a distintas aplicaciones de análisis, observamos una posición ventajosa por parte del candidato del Partido Popular, ajustándose a los resultados de las encuestas del CIS publicadas hace unos días. Así, a primera hora de hoy, 10 de noviembre, Mariano Rajoy tenía 96.528 seguidores en Twitter,  63.484 ‘me gusta’ en Facebook y cuenta con un Klout de 82. Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba cuenta con 66.425 seguidores en Twitter, en Facebook 16.706 ‘me gusta’ y tiene un klout de 81.

Número de followers en Twitter

Comparativa del número de followers en Twitter de @marianorajoy y @conRubalcaba

Como se observa en el panel, la evolución de las cuentas de Twitter de los candidatos ha sido diferente, y el crecimiento en el número de seguidores ha estado condicionado, en parte, por la actividad offline desarrollada por los líderes, como la presentación del portal web de Alfredo Pérez Rubalcaba, la celebración del Congreso Nacional del PP, el desarrollo de mítines, el debut de Mariano Rajoy en Twitter (15 de septiembre),…

Sin embargo, el debate del pasado lunes, 7 de noviembre, movilizó de forma significativa a los seguidores tanto de uno como de otro, tal y como estaba previsto y pronosticó Manuel Campo Vidal al inicio del debate. Por aportar algunas cifras, antes de comenzar el programa el candidato por el Partido Socialista tenía 56.898 followers y acabó con 57.424, mientras que Rajoy empezó con 83.749 y terminó con algo más de 89.000. Y, según fuentes del periódico El Mundo, durante el debate, mientras que Rubalcaba tuvo 33.247 menciones, Rajoy registró 50.961. De hecho, el hashtag #rajoygana fue trending topic mundial. Aunque, no debemos olvidar que un elevado número de menciones no debe resultar trascendental, porque puede estar ocasionado por comentarios negativos hacia una temática o usuario, como ya ha ocurrido con artistas y cantantes, y como indica @gabycastellanos en uno de sus tweets.

Tweet de @gabycastellanos

Visto estos resultados se plantean varias preguntas: ¿Son representativos los datos extraídos de las plataformas digitales? ¿Coinciden los resultados con los obtenidos por otro tipo de sondeos tradicionales? y, sobre todo, ¿refleja la voluntad real de los votantes para el próximo 20N? Porque puede darse el caso que exista una mayor movilidad y participación en torno al 2.0 de personas afines a los socialistas, o a los populares, y que, por lo tanto, no resulte representativa de toda la población. Por lo tanto, ¿tendrá alguna similitud con los resultados del 20N?

En cualquier caso, aunque todavía no se conciba como un termómetro fiable que garantice la representatividad, el 2.0 va ganando presencia también en estos procesos electorales y cada vez está más cerca el día en que los sondeos electorales se realicen vía internet.

Los resultados del estudio, planificación, gestión y puesta en marcha de las acciones en Social Media, y la fiabilidad de las estadísticas digitales se verán el 20N.