¿El problema del periodismo es Google News?

Un breve post, más cercano al silogismo, a cuenta de la batalla de los medios de ¿comunicación? tradicionales, o sea, el papel, contra Google News.

1.- Dicen estos medios que si Google quiere usar sus contenidos debe pagar, es decir, el multimegabuscadorymilcosasmás debe abonarles un dinero por ayudarles a hacer lo que ellos, en teoría, quieren: difundir sus contenidos para intentar rentabilizarlos económicamente.

2.- Todos los que tienen un sitio web llevan a la práctica, en mayor o menor medida, estrategias de SEO para estar bien posicionados en Google, es decir, para que su contenido esté más cerca del receptor que cualquier otro… Todos, menos estos lumbreras gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales que, dicho sea de paso, están propiciando en los últimos años magníficos espectáculos de despidos, cierres, pérdida de calidad… Como para fiarse de ellos.

3.- Cada vez hay más información y contenido en la red –hecha o no por periodistas– capaz de satisfacer la necesidad del lector más exigente… Incluso del más extravagante. Y como todos comprenderemos, mientras más tiempo pase y los más jóvenes vayan dejando de serlo, menos van a tener en cuenta de dónde proviene. El lector habrá ido fabricándose sus filtros y su servicio de noticias propio (en Google Reader, por ejemplo), teniendo en cuenta o no a esos de medios de ¿comunicación? tradicionales. Es decir, importándoles nada la cabecera de turno.

Yo creo que hay varias conclusiones.

1.- Los gestores de medios de ¿comunicación? tradicionales están a punto de unir a esa denominación la de “obsoletos”. Tratan de defender, farisaicamente, no a su medio, sino a su forma de funcionar: “¡Que el papel siga viviendo, que nos lo matan. Tragediaaaa!”. Es más fácil lamentarse, arremeter contra lo que sea y meter en su guerra a todo el mundo que devanarse los sesos para buscarle un futuro al papel, que puede tenerlo… Y, por supuesto, para cambiar un modelo de negocio que hace aguas y de cuya transformación no sólo no tienen ni puta idea, sino que saben que pasa por ceder el poder del que han disfrutado durante décadas.

2.- ¿Esto de ir contra Google News es bueno o malo para los periodistas que trabajan en los medios? Buena noticia no debe ser desde el punto y hora en que capan una posibilidad de difundir su trabajo y, por ende, promueven el de todos esos generadores de contenido que hacen SEO y no practican el periodismo pero dan una información que, de seguir así, corremos el riesgo de que se dé por buena (afortunadamente, algunas hay así).

3.- Kapuscinski fue un monstruo. Un adelantado a su tiempo. Murió en 2007.

4.- El post iba a ser corto.

“Si me siiigues te sigoooo”

Hace un par de semanas leí una información en la que se hablaba de la posibilidad de modificar los parámetros de medición de twitter para dar menos importancia al número de seguidores.

Me vino como el aceite a la espinaca, ya que desde fechas antes tenía pensado dedicar este post a una costumbre que considero perniciosa y que, sin embargo, es muy habitual en este soporte de redes sociales. Me refiero al “si me sigues yo te sigo” o “te sigo para que me sigas”.

Seguro que a todos nos ha pasado que alguien ha dejado de seguirnos a los pocos días de hacer follow. ¡Claro hombre! Si no hemos respondido haciendo follow también es lógico que hayan pasado de nosotros. ¡Que desaprensivos hemos sigo!

También apuesto a que pocos serán los que no han visto bios en las que sale alguna de las dos frases mágicas entrecomilladas más arriba.

No acabo de entender, la verdad, cómo el personal pretende hacer de su cuenta de twitter una colección de seguidores y cuanto antes mejor.

La mía no es excesivamente prolija ni en cuanto a seguidores ni en cuanto a seguidos y creo que eso no es ni bueno ni malo. Sí aseguro que todas aquellas personas a las que sigo me aportan información de los asuntos que me interesan, me han servido para organizar unas buenas listas y promueven la conversación.

En #CarmonaUPO nos insistieron en que twitter, y el 2.0 en general, es efectivo si de verdad sabes qué pretendes y te creas un entorno que te ayuda a conseguirlo. Tu comunidad.

Por poner algunos ejemplos, soy seguidor de @rsalaverria y de @juanmerodio. Ninguno de los dos me sigue.

¿Y qué?

Gracias al primero me entero de cosas interesantes relativas a mi profesión y a la adaptación al mundo digital. El segundo constantemente ofrece contenido igualmente valioso.

También sigo a @rauldorado y tengo el honor de que él haga lo propio. Si dentro de un rato dejara de hacerlo… ¿Cómo me voy a plantear responderle igual si encabeza mi lista de tuits guardados en favoritos? Sería malo para mí.

Eso sí, me daría que pensar, ya que los unfollows que en mi opinión tienen valor son aquellos que me alertan de que puedo estar haciendo alguna cosa mal.

#InspirationDay, mi visión personal


El Inspiration Day organizado por Womenalia ya pasó. Y estuve allí. Y pude compartirlo con cerca de mil asistentes y sobre todo con mi socia en mi día a día profesional: Carmina, y nos dimos cuenta que no estamos solas ante nuestra visión empresarial.

Que todas las ideas “locas” que tenemos se pueden lograr, que compartir hoy en día en el mundo profesional es mucho más que transmitir el “know how”, que trabajar por objetivos no es un experimento sino un hecho y que pescar peces grandes ya no es exclusivo de grandes tiburones…

Ya lo comenté en su día, las mujeres y la redes sociales hacen un buen binomio y creo que Womenalia ha dado en el clavo en sus objetivos, que ya no se reducen a poner en red a emprendedoras, sino también a asesorar a empresas, a crear una bolsa de trabajo:  o a crear una guía de empresas para la mujer ocupada.

Pero volviendo al Inspiration Day, decir que se trataron muchos temas en torno a emprender en femenino, pero también aspectos que forman parte de una nueva manera de entender la vida. Ya se sabe que en tiempos de crisis dejamos de creer en los dioses y empezamos a creer en nosotros mismos. Toca hablar sobre: positividad, empatía, reinvención, pasión, tesón y como no, de creatividad. Sinceramente, las y los ponentes un lujo. Quien disponga de 20 minutos diarios, que vea poco a poco los videos en este enlace: http://www.inspirationday2012.com/streaming

Momento del ambigúMe quedé con las ganas de poder hacer preguntas, pero no hubo tiempo para muchas, ataqué a alguna ponente en el Inspireating (ambigú de toda la vida) pero incluso entonces se me quedó el tiempo corto, quienes ya me conozcan saben lo intensa y agonía que puedo llegar a ser. 🙂

Cómo llegar a ser empresaria y no morir en el intento

Fue una mesa redonda tanto en el concepto como en el adjetivo, con una impecable moderación por parte de Antonio Fontanini, y cinco mujeres Nuria Vilanova (Fundadora y CEO de Inforpress),  Catalina Hoffmann  (CEO Grupo Vitalia), Elena Gómez del Pozuelo (Presidenta Adigital. Emprendedora de 6 empresas de internet), María Benjumea (Presidenta Infoempleo), Amparo Solís (Socia Responsable área Transacciones y Reestructuración del Sistema Financiero KPMG España) grandes comunicadoras a la hora de transmitir sus experiencias empresariales. Vídeo indispensable, para toda persona que quiera emprender, se tocan todos los palos (financiación, familia, modelos de negocio….). Se habló también de la importancia de los fracasos, aunque los ejemplos brillaron por su ausencia.

Me sorprendió la sincera, emotiva pero serena disertación de Irene Villa sobre superación y aceptación personal. Su charla se resumía en lo que ella ha puesto en práctica a lo largo de estos veinte años:

No hay nada que el ser humano se proponga y no consiga. No hay excusas para no sobreponerse.

El final del congreso estuvo presidido por el staff de Womenalia, que subieron al escenario para protagonizar el final más divertido que he visto en un Congreso. María Gómez del Pozuelo, CEO de WOMENALIA se marca a capella los primeros sones del I will Survive

A modo de conclusión, me quedo con que la tenacidad, el esfuerzo y la pasión además de hacerte escalar ochomiles como a Edurne Pasaban, nos hace conseguir nuestras metas y objetivos ¿cuál es el tuyo?

Marketing del Sentido Común

El sentido común

Aunque hoy en día la palabra marketing está en boca de muchos, a mí la definición que más me gustó en mis tiempos de estudiante, era que marketing es “sentido común”. Mi primer profesor de marketing lo definió como vender donde hay clientes. ¿Fácil no? El ejemplo más revelador de lo que era marketing, era el quiosquero que iba a la puerta de un colegio a vender chuches.

Básicamente, detecta quien es su público objetivo (niños) donde están (salida del Colegio), qué les gusta (chuches) y pone un canal (el quiosco con ruedas) para su distribución.

Pues a partir de esta idea tan básica, se ha teorizado, se han puesto nombres complicados, se han utilizado embudos y hasta pirámides. Pero creo que por mucho que lo compliquemos, la teoría inicial que aprendí en su momento es la que hay que utilizar… y mucho más si utilizamos el marketing en las redes sociales.

Por lo que cuando asesoramos desde mi empresa, nos hacemos estas preguntas básicas y partimos de ahí para cualquier acción a realizar.

  1. ¿Quién es tu público objetivo?
  2. ¿Dónde conversa?
  3. ¿Qué les gusta, qué les puedes vender?
  4. ¿Tienes una web?

Os aseguro, que con estas simples 4 preguntas y sus respuestas, cualquier empresa por grande o pequeña que sea ya tiene un Plan de Marketing en Redes Sociales con sentido común. 🙂

Si quereis más información de cómo hacer un buen plan de marketing en Redes Sociales, después de estas cuatro preguntas os animo a visitar estos posts, que ya complican un poquito más la cosa (por eso existen profesionales para esta actividad y porque el sentido común es el menos común de todos los sentidos)

Pasos para desarrollar Plan de Marketing para empresas, en Puro Marketing

Guía de Marketing online para novatos (Descárgatela gratis)

Estrategia de Marketing en Redes Sociales

Mujeres y Redes Sociales

No puedo evitar en un día como hoy Día Internacional de la Mujer Trabajadora, pensar como las Redes Sociales han influido en la mitad del género humano a la hora de desarrollar su trabajo y de potenciar sus relaciones a través de la red.

Como sevillana, mujer y autónoma comencé dándome cuenta que en muchos círculos profesionales (que extrapolo a cualquier ciudad), el “cafelito” o la “cervecita” de después del trabajo eran fundamentales para crear relaciones más cercanas con los clientes (futuros o actuales). Desgraciadamente, no se trataba de poner en valor tu trabajo sino a quien conocías y cómo de estrecha era esa relación (obtenida en horas extras de bares y barras).

Como no había otra posibilidad, había que estar ahí, pero con la llegada de los hijos: la conciliación y la consolidación de relaciones profesionales se tornó imposible. Sólo había una vía de escape: conseguir ayuda. 

Pero llegó el mundo 2.0, y cambiaron las tornas. Ahí somos todos iguales y podemos realizar contactos profesionales presentando como aval nuestro trabajo y estableciendo relaciones de calidad a través de la red de manera ATEMPORAL. El ejemplo más claro es Linkedin. Además se han ido creando redes empresariales específicas para mujeres, como Womenalia que dirigidas sobre todo a mujeres profesionales, emprendedoras y directivas, pretenden optimizar el tiempo dedicado en la red para sacar el máximo partido al tiempo dedicado a la búsqueda y consolidación de clientes.

No olvidar herramientas como las videoconferencias y trabajar en la nube, que hacen que muchas mujeres puedan compatibilizar el trabajo en casa/oficina y su labor profesional. Yo, de hecho, lo hago diariamente. Ya no sé hacerlo de otra manera.

Termino diciendo, que aunque gracias a las Redes Sociales podamos hacer contactos, la consolidación está en el cara a cara (siempre es más agradable), pero luego la gestión de la relación puede mantenerse online. Las mujeres ganamos tiempo, que nos hace mucha falta.

Para terminar, he de decir que mi madre no me envidia. Estas madres… Dice que por lo menos ella sólo trabajaba en casa… No como las mujeres de hoy en día que tienen que hacerlo fuera y dentro. Muchas han tenido que hacerlo por la crisis, como señala el informe de ADECCO.

Pero yo, hoy en día, no me cambiaría por un ama de casa de las de siempre. 

Un buen año el 2011

Este post no pretende de ninguna de las maneras hacer un balance del año en el 2.0. Sería pretencioso y una temeridad por mi parte.

Sí quiere hacer un balance de lo que ha supuesto para mí, en la esperanza de que alguna de las conclusiones que ahora expondré le sirvan a alguien en situación similar a la mía.

Finalizando 2010, con mi blog de noticias sobre Sevilla a punto de echar a andar y un plan definido para ello, me encontré con una convocatoria que no sabía que me iba a cambiar tanto la vida.

La Escuela de Alta Gestión Pública de Andalucía, dependiente de la Universidad Pablo de Olavide, acababa de convocar un curso de posgrado sobre Gestión de Redes Sociales, en el que decidí –no sin pensármelo mucho– matricularme.

En seis meses pasé de una cuenta en #Facebook y otra en #Twitter y, lo reconozco, de no tenerlas todas conmigo a adquirir un buen puñado de conocimientos que me decían cómo debía emplearlas, me alertaban del error de pensar que ahí se acaba el 2.0, qué debía hacer para dirigirme a comunidades, cómo localizarlas, cuáles eran las herramientas más interesantes para según qué caso, en qué marco jurídico tan peculiar nos movíamos, las posibilidades para las empresas, la importancia de medir…

También pude ver casos de mala praxis, unos explicados otros en directo, apreciar que el periodismo –mi campo– no es el único que engorda los egos y resignarme a usar expresiones en inglés, algo que nunca me gustó.

Unos profesores reconocidos como grandes profesionales (al final del enlace) en sus respectivos campos y con amplia experiencia en Social Media pasaron por las aulas de la casa de los Briones (sin premio) en Carmona propiciando que en ese medio año prácticamente nos informáramos de todo lo relevante que hasta entonces había en Social Media.

Como colofón, coincidí con un grupo estupendo de gente inquieta y motivada, de manera que las reuniones cerveceras tras las clases eran tan interesantes como éstas, por divertidas y por que siempre llegaba alguien con alguna novedad.

Tras el verano llegó la hora de esforzarse en aplicar los conocimientos y de cotejarlos con la realidad del Social Media en Sevilla y la verdad es que, hasta el momento, el balance no puede ser más positivo. Supongo que una de las ideas que nos inculcaron –lo nuevo que es todo en este campo y, por ende, lo difícil de predecir qué camino seguirá– influye, pero lo cierto es que no creo que haya en estos momentos muchos profesionales con más nivel que el que ofrecen, por el bagaje que traían y el adquirido, los componentes de esta primera promoción de gestores de Redes Sociales.

De hecho, en este último semestre hay quien ha encontrado trabajo, quien lo ha cambiado, quien ha puesto en práctica nuevas y exitosas iniciativas en el suyo y quien tiene grandes proyectos entre manos que irán creciendo poco a poco.

Así transcurrió el, para mí, revolucionario 2011.

Tal vez haya aportado pocas novedades con este post, pero con él quiero animar a cualquiera que se dedique a la comunicación en alguna de sus muchas patas y que tenga las reservas que yo tenía el año pasado por estas fechas a que las deje de lado y trate de conocer este mundo. Seguro que encuentra cómo sacarle partido en su trabajo y se da cuenta de que puede mejorarlo sensiblemente. Además, creo que estar fuera del 2.0 empieza a ser estar fuera de juego y fuera del juego.

Piratear, compartir y la satisfacción en Social Media

Pablo Arrieta (@xpectro) puso boca abajo el plenario del #EBE 11 con su conferencia de clausura Terra incógnita: cerca de la revolución.

Fue una charla de una hora y cuarto más o menos en la que hubo tiempo para casi todo y con un colofón espectacular en el que demostró su capacidad para improvisar sin salirse del contexto (uso de imágenes tomadas pocas horas antes, emotivo homenaje y cesión de protagonismo a dos abuelas 2.0) y, por otra parte, para elaborar una exposición en apariencia divagadora y sin rumbo cuyas demoledoras conclusiones te llegan al final. Como una película con varias tramas que convergen en un desenlace espectacular.

Pude charlar con Pablo hace unos días para publicar en mi blog de información sobre Sevilla, pero no me puedo resistir a adelantar algunas cosas que se pueden relacionar con lo aprendido en #CarmonaUPO.

Pablo Arrieta

Pablo Arrieta (tomada del blog http://vanemartinez.wordpress.com)

Sostiene Pablo que la piratería existe, pero se le da al término un carácter peyorativo que no debería tener, ya que en muchos casos lo que hace es promover avances tecnológicos.

En primer lugar, ese uso despreciativo del término es plenamente acertado cuando lo que se busca con la acción es dinero, esto es, el carácter lucrativo es lo que diferencia compartir –razón de ser del 2.0– de piratear.

En segundo, son tantas las personas que comparten y aportan individual y anónimamente sólo con su actividad en el 2.0 que una práctica pirata –olvidemos el mal sentido de la palabra en este caso­– lo que hace es poner de manifiesto una deficiencia de funcionamiento y la oportunidad de corregirla y avanzar tecnológicamente.

El ejemplo: Si un libro digital es fácil de compartir, la industria tendrá que ofrecerte un valor añadido, algo que te incentive a buscar más allá de ese libro cerrado y que no deja de ser como el papel pero en otro soporte. La búsqueda de ese valor añadido que ofrecerle al lector provoca la búsqueda de tecnología que lo soporte y, por tanto, avance tecnológico. Y además, como ofreces más, puedes cobrar más.

Otro, cito a @xpectro casi textualmente: “Lo que hizo Steve Jobs con iTunes fue como hizo Francis Drake en Sudamérica. Éste no podía entrar a comerciar y forzó su entrada abriendo camino. Jobs hizo lo mismo y ahora resulta que vendemos en la red. El primero fue un pirata para algunos y un héroe para otros, y Jobs, lo mismo”.

La conclusión final es tan demoledora como lo fue el final de su imprescindible conferencia de clausura en el #EBE11: La esencia del Social Media es compartir y eso es algo satisfactorio. Si no hay satisfacción, se busca.

Cierro con un último ejemplo de Arrieta: “En Sudamérica se usa el término piratear a la novia. No se puede compartir y se intenta por otro lado, pero si está satisfecha no te la podrán piratear”.

Think Different

Steve Jobs

Hace casi un mes que Steve Jobs nos dejó. Y desde entonces han salido numerosos homenajes a su figura y a su leyenda.

Son varias sus enseñanzas, pero al leer su biografía y libros sobre él, me doy cuenta que supo escuchar, exprimió y puso en práctica las grandes ideas que aprendía y las hizo suyas. Porque tenía pasión por su trabajo.

Hoy en día, se nos enseña a ganar dinero, a estudiar una carrera con salidas, pero no a disfrutar de nuestro trabajo. Creo que ese es uno de los grandes errores de nuestra educación. Hemos de disfrutar aprendiendo y de disfrutar poniendo en práctica lo que hemos aprehendido tanto en nuestra vida diaria, como en nuestro trabajo.

Durante el pasado año, dando un giro profesional a mi carrera, he ido conociendo a personas que en mayor o menor medida han decidido anteponer su pasión por lo que hacen a otros criterios más lucrativos. Algunos pueden vivir ya de ella, pero otros están recorriendo el camino. Para mí, lo más importante fue como describían sus proyectos y la intensidad con la que los transmitían.

¿Qué les ha llevado a ello? ¿Edad, madurez, plenitud mental, estado permanente de locura? No lo sé, pero me da igual. Lo importante es que lo sienten.

Hoy en día, es fácil construirte una carrera 2.0 en el mundo de la comunicación, otra cosa es te salga bien, pero ¿y qué? Lo importante es el camino que recorres, y darte cuenta al final, que si realmente haces lo que te gusta y con pasión, el resultado jamás puede ser malo. Todo lo que aprendes y aprehendes en el trayecto, será lo que dé frutos.

Hay además muchas empresas que se encuentran asfixiadas por formas de actuar ya obsoletas, que se encuentran enquilosadas, pero hay maneras de trabajar hoy en día que son diferentes, sólo que tenemos que confiar en nuestras posibilidades y ser apasionados con lo que hacemos.

Steve Jobs y su famoso discurso en Stanford se resume en Encontrad lo que amáis, y eso es lo que estoy intentando hacer.

Algunas (sólo algunas) de las personas apasionadas que he tenido el gusto de conocer y que Think Different

José Luis Antúnez y Luis Rull con EBE

Alfredo Romeo con DoitSocial

Emilio Márquez con Networking Activo

Ramón Laguna y su Fórmula Sapiens 

Raúl Dorado con Segunda Planta

Raimundo de Hita con Sevilla Post

Rafael Rodríguez-Varo con Patrimonio en Red

Ángeles Fernández-Fuentes con CLUB ePpAd

Individualidad y periodismo 2.0

El otro día no me resistí a retuitear esta reflexión hecha por @joseantoniogall.

Días después me encuentro con esta otra de @rsalaverría.

Y me doy cuenta de que si se unen estas dos afirmaciones con las posibilidades que ofrece el 2.0 nos encontraremos con que los periodistas de toda edad y condición tienen ante sí magníficas oportunidades para desarrollar su profesión.

Este post no es de ninguna manera una llamada a los compañeros para que se vayan a las barricadas, ni mucho menos a que se apunten a la insumisión empresarial, que el que suscribe aprobó Empresa Informativa a la primera (plan antiguo). Pero sí es un toque de atención para decir que aún existe la individualidad –no confundir con individualismo- en esta profesión y que, si en la última década ésta fue siendo devorada poco a poco por los intereses de las empresas, ahora, merced a las nuevas tecnologías, la cosa puede cambiar.

Este ejemplo puede resultar exagerado pero ¿los seguidores quieren dialogar con la empresa o con el periodista?

En la afirmación hecha por Ramón Salaverría se presenta el Social Media como una oportunidad excepcional para hacer prácticas o más bien para tener un soporte en el que quede constancia de las aptitudes (o no) de un joven aspirante a periodista sin necesidad de tener que fichar por un medio. El profesor, más categórico, incluso avanza que el futuro será que no exista lo segundo sin lo primero.

Pero no son sólo los jóvenes los llamados a beneficiarse de todo esto.

En los últimos años ha sido sangrante ver como magníficos compañeros eran prejubilados en un momento espléndido de su vida profesional a causa de las cuentas de sus empresas. La alegría al reencontrarme con ellos en la red algún tiempo después fue directamente proporcional.

El paréntesis en el tuit de José Antonio Gallego es significativo, porque nos lleva a otra línea de trabajo: el de nuevos medios de comunicación que han decidido apostar por un trabajo nuevo y distinto del que se hace ahora en los que están dentro. Han podido hacerlo arriesgándose a usar las nuevas tecnologías como único soporte, sin el respaldo de un gran medio tradicional y con un planteamiento completamente distinto al del periodista que trabaja en solitario.

En el otro extremo del asunto que tratamos está el mal llamado “periodismo ciudadano”, a mi entender, un fenómeno artificial e hinchado (simplemente fuentes) por circunstancias como la novelería y el mal momento que atraviesa el periodismo. Las mismas herramientas que sirven para un buen ejercicio del periodismo han propiciado su aparición. Algo así como el intrusismo 2.0.

La reflexión final hila con el post que publiqué en este blog hace ahora justo un mes. El Social Media es, hablando de periodismo, un soporte, uno más, en el que volcar contenido. Desde el que está dispuesto a crear el que opina de forma diferente a su medio hasta el que quiere aprender. O el veterano que quiere seguir ejerciendo, pero… Vuelvo a citar a Ramón Salaverría cuando dijo que ni el mejor SEO es capaz de convertir en bueno un mal contenido y abundo añadiendo que una buena labor de SEO en un caso así haría un flaco favor al soporte en cuestión.

Herramientas para una mejor gestión de tus redes sociales (II): El caso de Hootsuite

HootSuite es una herramienta que permite controlar distintas redes sociales desde una misma pantalla (TwitterFacebookLinkedinPing.fmMySpaceFoursquare y mixi), además con wordpress y conectar RSS, con el ahorro de tiempo y comodidad que esto implica a la hora de actualizar nuestros diferentes perfiles, páginas o grupos. Esta aplicación también permite que se publique información de manera programada.

El uso es muy sencillo. Consiste en varias columnas que podemos mover para facilitar al máximo posible nuestro trabajo, lo cual hace que podamos decidir nuestro propio orden, solo teniendo claro que pestañas queremos y que vamos a poner en ellas.

Siguiendo con las ventajas, la  que lo distingue de su gran competidor, Tweetdeck (del que ya habló Fran Vázquez en la primera parte de este post), es el hecho de que todo nuestro trabajo se desarrolla y guarda en la nube, mientras que para Tweetdeck es necesario descargar un software en nuestro equipo, lo que no esclaviza nuestro trabajo a un solo PC y nos permite trabajar con mayor comodidad.

También destacaremos su aplicación para Smartphone que se asemeja al uso en pantalla, aunque no es tan sencillo de manejar como el formato web permite para los principales sistemas (Iphone, Android y Blackberry) las siguientes opciones:

  • Interfaz personalizable
  • Navegación por las columnas (esta es la principal diferencia con la versión web)
  • Programación de tweets y actualizaciones en Facebook
  • Checkins en Foursquare
  • Actualización de múltiples cuentas a la vez
  • Guardar búsquedas, incluyendo geolocalizadas
  • Monitorizar resultados
  • Compartir fotos
  • Importar listas de Twitter
  • Explorar temas del momento

La última ventaja que hemos encontrado es el Hootlet, herramienta que permite tener un acceso directo al programa en la barra de nuestro navegador, con lo cual para hacer un envío rápido de información podemos  hacerlo de un modo más sencillo y rápido.

Para poder utilizar esta aplicación, solo tenemos que darnos de alta rellenando los campos de un formulario que nos pide correo electrónico, nombre completo, zona horaria y una contraseña. Una vez que hemos obtenido el código de registro en nuestro correo, solo nos queda comenzar a añadir los perfiles que queremos utilizar de las distintas redes.

En fin, es el momento de ver como funciona, por ello te dejo un tutorial donde ver como funciona, y es que… una imagen vale más que mil palabras…